6 propiedades de la rúcula para la salud

Foto: ISTOCK

Durante mucho tiempo la rúcula (arugula en inglés) fue considerada una "mala hierba". Pero ahora goza de reconocimiento y popularidad, no solo porque embellece platillos, sino también porque nuevos estudios destacan sus aportes a la salud. Te contamos cuáles son.

Muchos nombres
Foto: ISTOCK

Muchos nombres

Se la conoce como rúgula, oruga, ruqueta, arúgula o jaramago, estas denominaciones se aplican a cualquiera de las especies Eruca sativa, Diplotaxis tenuifolia o Diplotaxis muralis. Pertenecientes a la familia brasicáceas, se caracterizan por su intenso pero agradable olor, y un sabor ligeramente amargo. También está emparentada con la coliflor y los rábanos.

Cómo comerla

Su consumo es similar al de la lechuga, sus hojas se utilizan para preparar ensaladas, acompañar sándwiches o hacer sopas. Los nutricionistas recomiendan combinarla con frutos secos, como las nueces, pimientos dulces, o carne de pollo. Sus semillas también se utilizan para elaborar vinagretas o aromatizar aceites.

Beneficios
Foto: ISTOCK

Beneficios

El uso gastronómico y medicinal de la rúcula se remonta a la época del Imperio Romano, donde se la consideraba un potente afrodisíaco. A partir de 1990, diferentes laboratorios comenzaron a estudiar sus propiedades y encontraron que su rico contenido de hierro, fibra y vitaminas ofrecería diferentes beneficios para la salud:

1. Contra la diabetes

Junto a otros vegetales de hoja verde, la rúcula contiene un compuesto antioxidante llamado ácido alfa lipoico. Las investigaciones sobre sus efectos encontraron que ayudaría a disminuir los niveles de azúcar en sangre y aumentaría la sensibilidad a la insulina. Sin embargo, aún son necesarias más pruebas, ya que estos beneficios fueron probados a partir de aplicaciones intravenosas.

Diabetes y las dietas a base de plantas

2. Fortalece los huesos

Esta hortaliza es una gran fuente de vitamina K, compuesto al que se le asocian diferentes beneficios para la salud de los huesos, especialmente en su formación y desarrollo. Además, la rúcula posee bajos niveles de oxalato, lo que previene la degeneración ósea y nerviosa, y la aparición de cálculos renales.

5 maneras de prevenir la osteoporosis
3. Propiedades anticancerígenas
Foto: ISTOCK

3. Propiedades anticancerígenas

En los últimos años los vegetales crucíferos, como el brócoli, coles, rábanos, y por supuesto la rúcula, se asociaron con la prevención o reducción de ciertos tipos de cáncer, como el de pulmón, colon, esófago o páncreas. Los expertos creen que esto se debería a la presencia de sulforafano, un compuesto que ofrece a los vegetales su sabor amargo, pero también tiene propiedades antioxidantes.

Vegetal que reduce el riesgo de cáncer

4. Buena para ejercitarse

La rúcula tiene un alto contenido de nitrato, un compuesto que se asocia a una mejor oxigenación muscular durante la actividad física. Por este motivo, muchos investigadores creen que un mayor consumo ayudaría a realizar ejercicios de resistencia a largo plazo. También se asocia el nitrato con un mejor funcionamiento cardiovascular y respiratorio.

5. Mejora las defensas
Foto: ISTOCK

5. Mejora las defensas

El rico contenido de vitaminas que posee la rúcula, especialmente la A y C, mejoran el funcionamiento del sistema inmunológico, ayudando así, a fortalecer las defensas. Distintos estudios encontraron que estas vitaminas aumentarían la producción de glóbulos blancos y eliminarían a los radicales libres, agentes dañinos que afectan las estructuras celulares por su acción oxidativa.

6. Buena para la vista

La rúcula es una importante fuente de carotenoides, pigmentos naturales que son reconocidos desde hace mucho tiempo por sus beneficios en la salud de los ojos. Los profesionales creen que su consumo puede ralentizar la degeneración macular, una de una de las principales enfermedades responsables de la pérdida de visión.

Los problemas de visión más comunes
Precauciones
Foto: ISTOCK

Precauciones

Hasta el momento se desconoce si la rúcula posee efectos secundarios, sin embargo, los expertos no aconsejan comerla en exceso, ya que podría provocar inflamación. También existe el riesgo de ser intolerante o alérgico a ella, por eso, es recomendable comenzar consumiéndola en pequeñas porciones. Aunque es necesaria más evidencia, podría interactuar con ciertos anticoagulantes.

Alimentos para aliviar la inflamación

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Natural Medicines, PubMed.

Comparte tu opinión