5 consejos para cuidar tus oídos

Foto: ISTOCK

La pérdida de audición es la tercera condición de salud crónica más común en Estados Unidos: cerca de 40 millones de adultos la padecen, como consecuencia de la exposición al ruido. Incluso muchas personas que creen que escuchan perfectamente ya tienen daño auditivo.

No solo se relaciona al exceso de ruidos en el trabajo: los sonidos de las actividades cotidianas también pueden dañar la audición y una vez que se pierde es imposible recuperarla. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan tomar ciertas medidas para proteger tus oídos.

1. Baja el volumen
Foto: ISTOCK

1. Baja el volumen

Así no tengas un dispositivo que mida el nivel del sonido, es fácil saber si el ruido a tu alrededor es demasiado alto. Si tú o quienes están a tu lado necesitan gritar para ser escuchados o no pueden entenderse incluso estando cerca, el sonido es demasiado alto y puede dañar tus oídos, a largo plazo.

Baja el volumen del televisor, la radio y la música. Si miras televisión o usas dispositivos móviles, ponlo en un nivel cómodo: lo suficientemente alto como para que no tengas que esforzarte para escuchar, pero no tanto que cuando salgas de la habitación se escuche desde otra parte de tu casa.

Sonidos que ayudan a tu salud
2. Aléjate del ruido fuerte
Foto: ISTOCK

2. Aléjate del ruido fuerte

En medida de lo posible, toma distancia del ruido, sea en tu hogar, el trabajo o lugares públicos. Las actividades cotidianas como usar herramientas eléctricas, cortar el césped o asistir a una clase de acondicionamiento físico con música fuerte pueden dañar la audición.

Los CDC recomiendan usar en casa productos más silenciosos (herramientas eléctricas, juguetes, vehículos recreativos), siempre que estén disponibles. Si tienes niños en casa, mantenlos alejados de la música o de equipos ruidosos.

3. Toma descansos del ruido
Foto: ISTOCK

3. Toma descansos del ruido

Evita las actividades y los lugares demasiado ruidosos. Si es necesario que permanezcas en estos ambientes o si debes realizar algún trabajo que implique ruidos fuertes, el Centro Nacional para la Salud Ambiental de los CDC recomienda que hagas pausas periódicamente.

Limita el tiempo de exposición a los ruidos. Si escuchas música a todo volumen, toma descansos para reducir su exposición. Si estás en lugares públicos, muévete o mantente alejado de la fuente del sonido, como altavoces.

4. Usa protección auditiva
Foto: ISTOCK

4. Usa protección auditiva

Alrededor del 70% de las personas expuestas a ruidos fuertes nunca o rara vez usan protección auditiva. Sea en casa o en espacios públicos, si no puedes evitar los sonidos fuertes, usa con dispositivos de protección auditiva como tapones y orejeras, y tenlos siempre a la mano.

No olvides protegerte si vas a conciertos, construcciones, aeropuertos o estaciones de tren, carreras de autos, actividades de caza o tiro, incluso si cortas el césped. Johns Hopkins Medicine sugiere a quienes están regularmente expuestos a estos entornos que pidan asesoría a su audiólogo sobre tapones personalizados.

¿Te alteran mucho algunos ruidos?
5. Hazte una prueba de audición
Foto: GETTY IMAGES

5. Hazte una prueba de audición

Los especialistas de Hopkins dicen que la mayoría de los adultos nunca se ha hecho una prueba de audición, pero vale la pena. En tu próximo examen físico anual, puedes pedirle a tu médico que la incluya como parte de tu chequeo de rutina.

Una prueba de audición le da a tu audiólogo una línea de base que puede comparar con resultados futuros para monitorear la progresión de la pérdida auditiva. Y a ti te permitirá saber cómo está la salud de tus oídos.

Comparte tu opinión