10 peores hábitos que te dejan sin energía

Sin pila
Crédito:Thinkstock

Sin pila

¿Te sientes débil y sin fuerzas, aún cuando apenas el día está comenzando? La falta de sueño no es el único responsable, pues otros factores también se encargan de robar tu energía sin que te des cuenta. ¿Sabes a qué nos referimos? Descúbrelos a continuación y conoce qué ajustes en tu estilo de vida podrían devolverte las fuerzas.

Ladrones de tu energía
1. No tomar agua
Crédito:Thinkstock

1. No tomar agua

No hidratarse de la manera adecuada puede repercutir en que se te termine el combustible antes de lo esperado. De acuerdo con Amy Goodson, dietista del Texas Health Ben Hogan Sports Medicine, estar ligeramente deshidratado, tan poco como un 2%, puede ser suficiente para sentir una descompensación en los niveles de energía.

Sin líquidos

Según explica Goodson, cuando alguien se deshidrata se produce una reducción en el volumen de la sangre, lo que hace que ésta sea más espesa, por consiguiente, el corazón se verá en la necesidad de bombear con menos eficiencia por lo que los nutrientes llegarán a los músculos y órganos con menor velocidad.

2. Falta de hierro

Si a las pocas horas de haberte despertado ya te encuentras bostezando, te sientes cansado, débil, irritable e incapaz de concentrarte, esto puede deberse a que no estás incluyendo en tu alimentación la suficiente cantidad de hierro.

¿Me siento cansada?
¿Por qué?
Crédito:Thinkstock

¿Por qué?

Goodson explica que “al haber poco hierro en el organismo menos oxígeno viaja a través de los músculos y las células” lo que deriva en que uno se pueda sentir débil. Algunas buenas fuentes de hierro se encuentran en los vegetales de hojas verdes, nueces, mantequilla de maní, frijoles y carne magra.

3. Perfeccionismo
Crédito:Thinkstock

3. Perfeccionismo

Es una de las metas a lograr de muchas personas, pero seamos sinceros, es casi siempre imposible por más duro que se trabaje, debido que, generalmente “no hay un sentido de auto-satisfacción”, considera Irene S. Levine, profesora de psiquiatría de la Universidad de Nueva York.

Hábitos que alargan la vida
4. Fatalismo
Crédito:Thinkstock

4. Fatalismo

¿Te la pasas pensando todo el tiempo en que te pasará lo peor o vives constantemente con el miedo a flor de piel? Aunque no lo creas este tipo de ansiedad suele ser muy desgastante y agotador para tu organismo, considera Levine.

5. Te saltas el desayuno

Bien dicen que la primer comida del día es la más importante, pues es la que aportará los principales nutrientes a tu organismo para arrancar con tus actividades. “Si ésta hace falta, tu corazón no bombeará suficiente sangre y oxígeno, por lo que comenzarás a sentirte lento”, explica Goodson.

Hábitos que te envejecen

6. Vives de la comida basura

Es un hecho, los alimentos que están cargados de mucho dulce y carbohidratos simples causan constantemente picos de azúcar en la sangre, lo que constituye varios episodios de fatiga a lo largo del día. La clave para evitar esto es mantener dichos niveles en un rango estable.

7. Tu oficina es un desastre
Crédito:Thinkstock

7. Tu oficina es un desastre

Quizás te preguntes: ¿qué tiene que ver esto con mi falta de energía? Bueno, al respecto, un estudio de la Universidad de Princeton reveló que cuando hay un escritorio desordenado agota mentalmente la capacidad de concentrarse y de procesar la información.

Adicción a internet
8. Trabajar en vacaciones
Crédito:Thinkstock

8. Trabajar en vacaciones

Revisar la bandeja de tu correo electrónico para ver si hay novedades en tu trabajo mientras te encuentras vacacionando quizás no sea lo más recomendable. Desenchufar y permitirse descansar permite al cuerpo y mente descansar y rejuvenecer para regresar con más fuerza.

9. Beber antes de acostarse

Está comprobado que beber una copa de vino aporta varios beneficios a la salud, en especial al corazón. Y aunque algunos consideran que tomar un poco antes de acostarse les permitirá estar más relajado, la verdad es que están en un grave error.

Ladrones del sueño
¿Qué pasa?
Crédito:Thinkstock

¿Qué pasa?

Allen Towfigh, director médico del New York Neurology & Sleep Medicine, explica que el alcohol inicialmente deprime el sistema nervioso produciendo un efecto sedante, además que al ser metabolizado crea un aumento abrupto en el sistema de la adrenalina por lo que es probable que despiertes en medio de la noche y no descanses bien.

10. Revisar el correo en la noche

Es una de las actividades que muchas personas realizan y que no les deja nada bueno, pues “la luz deslumbrante de una tableta o teléfono inteligente puede alterar el ritmo circadiano natural del cuerpo mediante la supresión de la melatonina, una hormona que ayuda a regular los ciclos del sueño y vigila”, explica Towfigh.

Hábitos nerviosos

¡Haz ejercicio!

Hacer ejercicio, lejos de robarte las energías incrementa la fuerza y la resistencia en tu organismo, ayudando a que tu sistema cardiovascular funcione más eficientemente suministrando oxígeno y nutrientes a los tejidos. A esta conclusión llegó un estudio hecho por miembros de la Universidad de Georgia.

Rompiendo mitos
Crédito:Thinkstock

Rompiendo mitos

En la investigación se analizó el rendimiento de varios adultos con vida sedentaria luego que empezaron a activar su condición física con ejercicios leves de 20 minutos durante tres veces por semana. Al final ellos afirmaron sentirse con más energía a pesar de esfuerzo físico que habían hecho.

Peores hábitos para tu salud
Desayuna lo mejor
Crédito:Thinkstock

Desayuna lo mejor

Para que no te falten las energías se recomienda incluir en tu desayuno granos enteros, proteínas magras y grasas saludables. Algunos ejemplos son la avena con proteína en polvo y un poco de mantequilla de maní, un batido hecho con fruta, leche baja en grasas, mantequilla de almendras o huevos con pan tostado y yogur bajo en grasa.

Atracones de comida

Deja el café para las mañanas

Los adictos a la cafeína usan cualquier pretexto para beber café sin importar la hora del día que sea. Aunque se ha encontrado que beberlo es bueno para tu rendimiento, hacerlo por las noches puede causar graves perturbaciones en el ciclo de sueño, advierte Towfigh. Incluso, tomarlo seis horas antes de dormir puede perjudicarte.

Comparte tu opinión