Cómo sacarle el jugo a tu seguro médico

Dinero para ti y tu familia

Dinero para ti y tu familia

Puede ser que a la hora de comprar tu seguro médico, te encuentres con que es más caro de lo que esperabas. Lo bueno es que no hace falta enfermarte para aprovechar tu cobertura y hacer valer esos dólares que pagas mes a mes. Aquí te damos algunas ideas...

Qué polizas NO son seguros

¡Levanta el teléfono!

Lo bueno de comprar en el mercado de seguros es que tendrás una amplia oferta de planes y compañías aseguradoras. No estamos acostumbrados a hacerlo, pero es una buena práctica levantar el teléfono y hablar con un agente de la aseguradora para sacarte todas las dudas.

14 preguntas para la aseguradora

Mantente en la red

Para cuando tengas que usarlo, elige un médico de familia y especialistas que estén dentro de la red de proveedores de tu seguro, de lo contrario tendrás que pagar más cara la visita. En muchos casos, el total y luego pedir un reembolso por una porción del total.

Como de shopping

Como de shopping

Aún cuando el doctor te mande a hacer exámenes como radiografías, mamografías, colonoscopias o exámenes de sangre, llama a varias compañías que ofrecen el servicio y pide los precios. Recuerda que puedes negociar.

Pasos para encontrar tu seguro

Ahorros previos

Muchos empleadores ofrecen cuentas de ahorro de salud (HSA, por sus siglas en inglés). Estas cuentas permiten destinar un dinero -antes de los taxes- a una cuenta de ahorro que se usa exclusivamente para gastos de salud. Con ese dinero podrás pagar anteojos recetados, tratamientos dentales, medicinas sin recetas y más.

Revisa la póliza anualmente

Acostúmbrate a revisar la póliza cada año, si mantienes tu plan. Aunque es bueno volver a hacer 'shopping' y encontrar planes que se adecuan mejor a tus necesidades. ¡Ahora es más fácil buscar mejores precios!

Calcula el costo de NO tener seguro
Mientras más sano, mejor

Mientras más sano, mejor

Las compañías quieren que te mantengas sano y no tengas que gastar en tratamientos y medicinas. Por ello te ofrecen una serie de beneficios y premios por mantener hábitos saludables. Aprovecha esos beneficios.

Exámenes preventivos

Por ejemplo, comienza con los exámenes preventivos: desde chequeos generales de salud hasta tests más específicos. De esta manera podrás detectar cualquier problema inmediatamente antes de que se convierta en un problema mayor.

Servicios de salud gratuitos
Ponte en forma

Ponte en forma

La mayoría de las aseguradoras ofrecen consultoría de nutrición, fitness y otros temas relacionados para mantenerte sano. Hasta podrías conseguir descuentos para inscribirte en un gimnasio o comprar una bicicleta, un podómetro y otros implementos para hacer ejercicio.

Que el seguro trabaje para ti

Si llevas un tiempo tratando de dejar de fumar, encontrarás seminarios en los centros de seguros cercanos a tu domicilio, donde te guiarán para alcanzar tu meta. Lo mismo si quieres bajar de peso.

Visita nuestro Centro de Seguros
Sé un consumidor inteligente

Sé un consumidor inteligente

Recuerda que tú eres el responsable de averiguar cuáles de estos beneficios están incluidos en tu plan. Visita los sitios web de las aseguradoras y mantente bien informado para maximizar la inversión en tu salud y la de tu familia.

Cómo bajar costos con prevención
Comparte tu opinión