SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Peligran los fondos para combatir el zika

Por Kaiser Health News -


El dinero que ha ayudado a los estados con el seguimiento y la educación sobre el zika puede acabarse este verano, poniendo en riesgo los esfuerzos para comprender mejor a este virus que trasmiten los mosquitos y las devastadoras anomalías congénitas asociadas a esta infección.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dijeron a funcionarios de salud estatales en una reunión en abril que la financiación del zika se está agotando y que no debería esperarse apoyo adicional, según reveló un informe de PBS. Una portavoz de la agencia declinó confirmar el informe, diciendo en un correo electrónico que los CDC aún no tenían un presupuesto para el próximo año fiscal y que no se podía especular sobre cómo la financiación del zika podría verse afectada.

No solo para control del mosquito

El año pasado, el Congreso otorgó $1.1 mil millones a los CDC para preparación y respuesta al zika, dinero que mayormente se transfirió a los departamentos locales y estatales de salud pública.

En California, como en otros estados, el dinero federal ayudó a expandir la vigilancia de los mosquitos, el seguimiento de defectos de nacimiento relacionados con el zika, y programas para educar a los residentes sobre la enfermedad, entre otros esfuerzos. El dinero se distribuyó entre los estados a través de diferentes subvenciones, con diferentes propósitos. Entre los años fiscales 2016 y 2017, California recibió más de $1 millón para la vigilancia de los defectos de nacimiento relacionados con el zika.

Desde el 1 de enero de 2015 hasta el 3 de mayo de 2017 se reportaron en los Estados Unidos continental 5,274 casos de zika, según datos de los CDC: 4,963 de ellos fueron viajeros que habían estado en áreas afectadas, 224 fueron adquiridos localmente por picaduras de mosquitos y 77 a través de contacto sexual, infección congénita, contagio en laboratorio o trasmisión desconocida.

Florida, el estado con más casos

Florida es el estado que más casos ha registrado, 1,134 en el mismo período, incluyendo 218 de trasmisión local, a través de mosquitos Aedes Aegypti. El estado recibió $1.08 millones del gobierno federal en el año fiscal 2016-2017 para enfrentar al zika.

El posible final de los fondos federales también puede afectar la capacidad de los estados para rastrear los defectos de nacimiento relacionados con el zika, dijo Cindy Pellegrini, vicepresidenta senior de política pública y asuntos gubernamentales de March of Dimes.

Antes de que surgiera el zika, la microcefalia era tan rara que la mayoría de los estados no la monitoreaba. Si ahora no pueden permitirse hacerlo, será difícil para los funcionarios de salud saber con certeza qué casos de defectos de nacimiento fueron provocados por el virus, explicó Pellegrini.

Los CDC y March of Dimes lanzaron recientemente Zika Care Connect, un sitio web en el que el público puede buscar proveedores calificados y dispuestos a tratar a mujeres y niños con zika. El sitio actualmente cubre sólo 10 estados, incluyendo California.

Los estados han estado activos en el monitoreo, prevención y tratamiento del zika. Desde 2015, cuando se confirmó el primer caso en Brasil, California, por ejemplo, estableció pautas para manejar el creciente número de infecciones. Algunos de éstas incluyen consultar con médicos sobre la prueba del zika y para evaluar los resultados, la educación del público sobre los riesgos de la transmisión sexual del virus y el control de las mujeres embarazadas con sospecha de infección.

Más información para ver:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad