Día Mundial del Sida: Hazte la prueba

Día Mundial del Sida: Hazte la prueba
Las pruebas de detección de VIH son voluntarias pero muy necesarias para la detección temprana..

Solamente en EE.UU. más de 1 millón de personas viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), aunque según un relevamiento de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades sólo 1 de cada 8 lo sabe.

Por eso los expertos aseguran que sin importar tu edad u orientación sexual las pruebas de VIH pueden ser de gran ayuda para ti, tu entorno y tu comunidad.

El Día Mundial del Sida se conmemora el 1 de diciembre desde 1988, con el objetivo de compartir e informar los diferentes avances existentes contra esta epidemia. El VIH continúa siendo uno de los mayores problemas para la salud pública mundial: según la Organización Mundial de la Salud, hasta el momento se ha cobrado más de 35 millones de vidas.

Qué es el Sida

Según el Diccionario de términos médicos de la Real Academia Nacional de Medicina, el sida es la "fase final y avanzada de la infección crónica por el VIH".

Esto quiere decir que el sida es la enfermedad y el VIH el virus que la origina, por lo tanto se puede ser portador del virus y no padecer nunca la enfermedad.

Actualmente cerca de 40 millones de personas se encuentran infectadas por el VIH, un 54% corresponde a los adultos y el 43% a los niños.

La infección por el VIH suele diagnosticarse mediante análisis rápidos que permiten detectar la presencia o ausencia de anticuerpos contra el virus. En la mayoría de los casos, los resultados se obtienen en el mismo día con el fin de diagnosticar la infección, atender a los afectados e iniciar el tratamiento lo antes posible.

Para prevenir esta enfermedad, todos deberían hacerse la prueba del VIH al menos una vez, y aquellos en alto riesgo deberían hacerlo al menos una vez por año.

A mediados de 2017, 20,9 millones de personas infectadas por el VIH estaban en programas de tratamiento antirretrovírico (TAR) con el objetivo de evitar que el virus se multiplique en el organismo.

Entre 2000 y 2016, el número de nuevas infecciones por el VIH se redujo en un 39% y las defunciones asociadas al virus disminuyeron en una tercera parte. Esto significa que se salvaron 13,1 millones de vidas gracias al TAR en ese período. Este logro fue posible gracias a los esfuerzos realizados en el marco de programas nacionales de lucha contra el VIH, con la ayuda de la sociedad civil y un conjunto de asociados para el desarrollo.

Formas de transmisión

Estas son las maneras más comunes de infectarse:

  • Tener relaciones sexuales (anales o vaginales) sin la protección adecuada, con una persona infectada.
  • Padecer otra infección de transmisión sexual como sífilis, herpes, gonorrea o vaginosis bacteriana.
  • Transfusiones de sangre o trasplante de tejido contaminado. 
  • Transmisión de madre a hijo durante el embarazo, parto o lactancia. 
  • Intercambiar agujas, jeringas o soluciones contaminadas. 
  • Utilizar equipo quirúrgico u otros instrumentos contaminados.

Las pruebas

La importancia sobre tener conciencia a la hora de realizarte las pruebas de detección se deben a que éstas son voluntarias, ya que se reconoce el derecho de las personas a negarse a esta práctica.

La realización obligatoria o bajo coacción de estas pruebas, ya sea por parte de un profesional sanitario, una autoridad, pareja sexual o familiar, significa una violación de los derechos humanos. 

¿Dónde hacerla? La prueba de VIH se encuentra disponible en la mayoría de los consultorios médicos y en las clínicas de salud.

La mayoría de los test disponibles se realizan a partir de una pequeña muestra de sangre o de saliva en las que se comprueba si el organismo ha generado anticuerpos contra el VIH. Aunque los CDC aseguran que las pruebas de sangre suelen detectar los anticuerpos con mayor rapidez debido a que circulan en mayor cantidad que en la saliva.

También existen pruebas rápidas que detectan los anticuerpos en 30 minutos e incluso kits de detección caseros como OraQuick In-Home HIV Test o Home Access HIV-1 Test System (ambos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA), para realizar la prueba de manera íntima. En caso de que el resultado sea positivo, los doctores recomiendan realizar una prueba de laboratorio que demora unas tres semanas.

Cuando una persona se infecta con el virus del sida, existe un período de ventana durante el cual el VIH puede estar circulando por el organismo pero no se detecta en las pruebas. Frente a una situación de riesgo, debes hacerte el test y repetirlo a los tres meses para eliminar toda duda.

Los servicios de asesoramiento y detección de la infección por el VIH deben respetar los cinco principios fundamentales recomendados por la OMS:

  • Consentimiento informado.
  • Confidencialidad.
  • Asesoramiento.
  • Garantía de que los resultados de la prueba son correctos.
  • Vinculación con la asistencia, el tratamiento y otros servicios.

Más información sobre VIH/sida:

Comparte tu opinión