Sobredosis de betabloqueadores

Definición

Los betabloqueadores son un tipo de medicamentos para tratar la presión arterial alta y las alteraciones del ritmo cardíaco. Son una de varias clases de medicamentos utilizados para tratar el corazón y las afecciones relacionadas, y se utilizan también en el tratamiento de la enfermedad tiroidea, migraña y glaucoma. Estos medicamentos son una causa común de intoxicación.

La sobredosis de betabloqueadores ocurre cuando alguien toma más de la cantidad normal o recomendada de este medicamento. Puede ser accidental o intencionalmente.

Este artículo es solamente para informar. NO lo use para tratar ni manejar una sobredosis real. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una sobredosis, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

El ingrediente específico que puede ser tóxico en tales fármacos varía entre los distintos fabricantes. El ingrediente principal es una sustancia que bloquea los efectos de una hormona epinefrina. La epinefrina también se denomina adrenalina.

Dónde se encuentra

Los betabloqueadores que necesitan receta se venden bajo diversos nombres, incluyendo: 

  • Acebutolol
  • Atenolol
  • Betaxolol
  • Bisoprolol
  • Carvedilol
  • Esmolol
  • Labetalol
  • Metoprolol
  • Nadolol
  • Sotalol
  • Pindolol
  • Propranolol
  • Timolol

Otros medicamentos también pueden contener betabloqueadores.

Síntomas

A continuación, se encuentran los síntomas de una sobredosis de betabloqueadores en diferentes partes del cuerpo:

VÍAS RESPIRATORIAS Y PULMONES

  • Dificultad respiratoria (falta de aliento, jadeo)
  • Sibilancias (en personas que tienen asma)

OJOS, OÍDOS, NARIZ Y GARGANTA

  • Visión borrosa
  • Visión doble

CORAZÓN Y SANGRE

  • Latidos cardíacos irregulares
  • Mareo
  • Presión arterial baja
  • Latidos cardíacos rápidos o lentos
  • Insuficiencia cardíaca (dificultad respiratoria e hinchazón de las piernas)
  • Shock (presión arterial extremadamente baja)

SISTEMA NERVIOSO

  • Debilidad
  • Nerviosismo
  • Sudoración excesiva
  • Somnolencia
  • Confusión
  • Convulsiones (ataques)
  • Fiebre
  • Coma (disminución del nivel de conciencia o falta de reacción)

El azúcar baja en la sangre es común en niños con este tipo de sobredosis y puede llevar a síntomas en el sistema nervioso.

Cuidados en el hogar

Busque ayuda médica de inmediato. NO le provoque el vómito a la persona, a menos que así lo indique el centro de toxicología o un proveedor de atención médica.

Antes de llamar a emergencias

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del medicamento (al igual que sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerida
  • Cantidad ingerida
  • Si el medicamento se le recetó a la persona

Centro de Toxicología

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

Lleve consigo el recipiente al hospital, si es posible.

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la persona, entre ellos la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial.

Los exámenes que le pueden realizar incluyen:

  • Exámenes de sangre y orina
  • Radiografías del tórax
  • ECG (electrocardiograma, o rastreo cardíaco)

El tratamiento puede incluir:

  • Líquidos intravenosos (a través de una vena)
  • Medicamentos para tratar los síntomas y revertir el efecto del fármaco
  • Carbón activado
  • Laxantes
  • Marcapasos en el corazón para alteraciones graves en el ritmo cardíaco
  • Soporte respiratorio, incluso una sonda a través de la boca y un respirador (ventilador)

Expectativas (pronóstico)

Una sobredosis de betabloqueadores puede ser muy peligrosa. Puede provocar la muerte. Si la frecuencia cardíaca y la presión arterial de la persona se pueden corregir, la supervivencia es probable. La supervivencia depende de cuánto y qué tipo de medicamento tomó la persona y qué tan rápido recibieron tratamiento médico.

Referencias

Aronson JK. Beta-adrenoceptor antagonists. In: Aronson JK, ed. Meyler's Side Effects of Drugs. 16th ed. Waltham, MA: Elsevier; 2016:897-927.

Cole JB. Cardiovascular drugs. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 147.

Comparte tu opinión