Intoxicación por oreja de elefante

Definición

Las plantas denominadas orejas de elefante son plantas para interiores o exteriores con hojas muy grandes en forma de flecha. La intoxicación puede ocurrir si la persona come partes de esta planta.

Este artículo es solamente informativo. NO lo use para tratar ni manejar una exposición real a un tóxico. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una exposición, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse directamente con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito de ayuda (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Elemento tóxico

Las sustancias dañinas en las plantas oreja de elefante son:

  • Ácido oxálico
  • Asparagina, una proteína encontrada en esta planta

Nota: Las hojas y los tallos son la parte más peligrosa si se ingieren en grandes cantidades.

Dónde se encuentra

La oreja de elefante crece de manera natural en áreas tropicales y subtropicales. También es común en los climas norteños.

Síntomas

Los síntomas de la intoxicación con oreja de elefante son:

  • Ampollas en la boca
  • El ardor en la boca y garganta aumentó la producción de saliva
  • Dolor al tragar
  • Voz ronca
  • Diarrea
  • Náuseas y vómitos
  • Enrojecimiento, dolor y ardor en los ojos
  • Hinchazón de la lengua, la boca y los ojos

Las ampollas y la hinchazón en la boca pueden ser lo suficientemente graves como para evitar hablar y tragar normalmente.

Cuidados en el hogar

Limpie la boca del paciente frotándola con un paño húmedo y frío. Lave cualquier sabia de la planta que esté en la piel. Enjuague los ojos.

NO le provoque el vómito a la persona, a menos que así lo indique el centro de toxicología o un proveedor de atención médica.

Antes de llamar a emergencias

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Parte de la planta ingerida, si se conoce
  • Hora en que fue ingerida
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede comunicar con el centro de control de toxicología local llamando al número nacional gratuito (Poison Help) 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

Si es posible, lleve la planta con usted al hospital.

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la persona, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas serán tratados según sea más apropiado. La persona puede recibir líquidos a través de una vena (IV) y soporte respiratorio. El daño a la córnea requerirá tratamiento adicional, posiblemente de un oftalmólogo.

Expectativas (pronóstico)

Si el contacto con la boca de la persona no es grave, los síntomas generalmente desaparecerán en unos pocos días. Para las personas que tienen un contacto severo con la planta, puede ser necesario un tiempo de recuperación más prolongado.

En casos poco frecuentes, el ácido oxálico causa una inflamación lo suficientemente grave como para obstruir las vías respiratorias.

NO toque ni coma ninguna planta con la que no esté familiarizado. Lávese bien las manos después de trabajar en el jardín o caminar en el bosque. 

Referencias

Graeme KA. Toxic plant ingestions. In: Auerbach PS, Cushing TA, Harris NS, eds. Auerbach's Wilderness Medicine. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 65.

Ryan ET, Hill DR, Solomon T, Aronson NE, Endy TP. Poisonous plants and aquatic animals. In: Ryan ET, Hill DR, Solomon T, Aronson NE, Endy TP, eds. Hunter's Tropical Medicine and Infectious Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 139.

Comparte tu opinión