SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Cómo deshacerse de medicamentos sobrantes o expirados

Por Consumer Reports -

Los riesgos del uso indebido o del abuso aumentan con cada frasco de pastillas que guardes. Aquí te explicamos cómo desecharlos de forma segura.

Hoy es el Día nacional para la limpieza del botiquín, y es muy probable que no hayas pensado mucho en el espacio que ocupan en el botiquín todos los medicamentos que ya no usas.

Una nueva encuesta representativa a nivel nacional, realizada por Consumer Reports Best Buy Drugs a 1,006 adultos en Estados Unidos, determinó que aproximadamente un tercio de los estadounidenses no había limpiado su botiquín en más de un año, y casi una quinta parte (19%) no lo había hecho en 3 años.

Pero esas pastillas sobrantes están lejos de ser inofensivas.
Tomar un medicamento que no sea para ti (o que tu hijo tome accidentalmente) podría significar una visita a la sala de emergencias, e incluso podría ser fatal. Los opioides sobrantes, analgésicos narcóticos como Oxycontin, Percocet y Vicodin son motivo de particular preocupación.

Una investigación publicada en junio pasado por JAMA Internal Medicine sugiere que hay muchos opioides en los botiquines de las personas: 60% de los encuestados a quienes se les había recetado recientemente algún opioide informó que aún conservaba el medicamento para un uso futuro. Casi la mitad indicó que no sabía cómo almacenar o desechar correctamente los opioides.

No guardes tus medicamentos

Dan Budnitz, M.D., M.P.H., director del Programa de Seguridad de los Medicamentos de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC), recomienda que se haga un inventario anual del contenido del botiquín y que se desechen los medicamentos que no se usan. Esto puede reducir el riesgo de que alguien en casa use indebidamente un medicamento, y no solo se refiere a los niños pequeños, también incluye a los adolescentes.

Cuando se trata de limpiar el botiquín o el cajón de los medicamentos podrías estar tentado a simplemente tirar a la basura las pastillas y otros medicamentos. 

Sin embargo, puesto que un niño podría sacar fácilmente las pastillas de la basura, sería mejor que tomaras medidas de precaución más seguras como, por ejemplo:

1. Entrega en la farmacia todos los medicamentos que ya no uses. También puedes llevarlos a un hospital, a una clínica, a un centro de atención a largo plazo o a un programa de tratamiento narcótico. 

Las nuevas normas establecidas en 2014 por la Administración para el Control de Medicamentos (Drug Enforcement Administration, DEA) permiten que las farmacias reciban los medicamentos que lleves voluntariamente. Esta es una muy buena opción, especialmente para los opioides, los medicamentos para el trastorno de hiperactividad y falta de atención (ADHD) y las benzodiacepinas (como: Xanax). 

Si no sabes con seguridad cuáles son las farmacias que aceptan medicamentos, puedes buscar un lugar de recolección autorizado cerca de ti en DisposeMyMeds.org o en DEAdiversion.usdoj.gov y debes buscar “drug disposal” (desecho de medicamentos). O bien, puedes llamar al Centro de llamadas del registro de la DEA al 800-882-9539. Tu búsqueda podría llevarte a los departamentos de bomberos y de la policía, a hospitales comunitarios, farmacias independientes o a otros sitios de recolección.

2. El sábado, 29 de abril, Día nacional de recolección de medicamentos de venta con receta, entrega todos tus medicamentos sobrantes. Dos veces al año, la DEA lleva a cabo el Día nacional de recolección de medicamentos de venta con receta para que puedas llevar y desechar todos los medicamentos que ya no uses a los departamentos de policía, estaciones de bomberos y otros centros específicamente designados en tu comunidad. La entrega es totalmente gratis y anónima. Si se te pasa una fecha, la DEA tiene otro día en otoño.

3. Puedes enviar los medicamentos por correo al sitio de recolección. Las farmacias Costco, CVS y Rite-Aid venden sobres prepagados para que los clientes envíen cualquier medicamento de venta con receta, esto incluye opioides y medicamentos de venta libre para que se desechen.

4. Puedes usar los quioscos de desecho de autoservicio. En casi todos los estados,Walgreens tiene quioscos para uso gratuito, anónimo y seguro donde puedes entregar cualquier medicamento. 

5. Si colocas pastillas en la basura, actúa con responsabilidad: ocúltalas en los deshechos de café, en aserrín o en la arena para gatos, luego sella todo en una bolsa de plástico. Si tu farmacia local no acepta tus medicamentos y no puedes llevarlos a un lugar de recolección autorizado, puedes tirar la mayoría de las pastillas en la basura de tu casa, solo asegúrate de mezclarlas con alguna sustancia para que no se puedan reconocer. 

6. La FDA indica que una opción para desechar los medicamentos peligrosos sería tirarlos por el drenaje. Pero, pequeñas cantidades de medicamentos podrían ir a parar al suministro de agua y posiblemente dañar la vida acuática. Solo debes tirar los medicamentos peligrosos por el drenaje si no tienes ninguna otra opción.

¿Qué hago con las agujas?

La mayoría de los sitios de recolección no aceptarán inhaladores para el asma, agujas, jeringas de insulina ni ninguna otra jeringa, marihuana, termómetros de mercurio, ni medicamentos que contengan yodo.

Verifica con tu compañía de agua local, centro de reciclaje o departamento de salud para conocer las normas del lugar en donde vives.

Para obtener información sobre cómo desecharlos y los lugares de entrega de jeringas, agujas y otros artículos para inyectarse, por ejemplo, EpiPen vencidos, consulta Safe Needle Disposal  (Eliminación segura de agujas) o llama al 800-643-1643.
Si tienes alguna duda sobre cómo desechar de forma segura algún medicamento o dispositivo médico, consulta con tu farmacéutico.

Nota del editor: La elaboración de este artículo y de los materiales relacionados es posible gracias al subsidio del programa Attorney General Consumer and Prescriber Education Grant del estado, que es financiado por el acuerdo multiestatal de reclamos de fraude de los consumidores en relación con la comercialización del medicamento de venta con receta Neurontin (gabapentina).

Ginger Skinner
He pasado casi una década leyendo, "analizando" e interpretando investigaciones médicas y otro par de años investigando la razón por la que los medicamentos son tan costosos. En mi tiempo libre, me encontrarás dando consejos médicos no solicitados a los amigos y familiares, practicando mis posturas de yoga, andando en bicicleta y haciendo malabares. (Sí, ¡haciendo malabares!) Sígueme en Twitter (@Ginger_Skinner).

Para leer más, visita Consumer Reports

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad