SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Debes tomar trazodona como tratamiento para el insomnio?

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio.

Los principales medicamentos con receta para el insomnio son bastante familiares: Ambien y Lunesta. Pero se utiliza otro medicamento para ayudar a las personas a conciliar el sueño, que en realidad es un antidepresivo genérico que existe desde hace décadas. Se llama trazodona y se ha utilizado como medicamento para dormir porque como efecto secundario puede causar somnolencia. La investigación sugiere que ahora es uno de los medicamentos que con más frecuencia se receta para tratar el insomnio. Este es el motivo, y qué debes hacer si tu médico te sugiere probarlo.

Y entonces ¿qué es la trazodona?

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó por primera vez la trazodona en 1981 como un antidepresivo. Si bien los médicos pueden recetar legalmente trazodona (y todos los medicamentos, por ende) para cualquier tratamiento, el medicamento nunca ha sido aprobado para tratar el insomnio.

Una serie de estudios han demostrado que la trazodona puede mejorar el sueño durante las primeras 2 semanas de tratamiento. Sin embargo, el medicamento no se ha estudiado durante más de 6 semanas, por lo que muy poco se sabe sobre qué tan bien funciona o qué tan seguro ha resultado para el tratamiento del insomnio crónico. Además, nunca se ha establecido un rango de dosis eficaz para el insomnio, aunque por lo general se usan dosis más bajas.

Las directrices de tratamiento de la Academia estadounidense de medicina del sueño (American Academy of Sleep Medicine), publicadas en 2017, no recomiendan la trazodona para el tratamiento de insomnio crónico debido a la poca cantidad de información que respalda su uso.

Pero los datos recientes de las recetas sugieren que los médicos siguen convencidos de que para muchas personas la trazodona es un medicamento apropiado para el sueño, incluso las que no sufren de depresión.

Por qué se receta la trazodona tan frecuentemente

Si bien la trazodona rara vez se usa para tratar únicamente la depresión, se receta ampliamente, sin aprobación, en dosis más bajas para tratar el insomnio.

Una razón podría ser porque, a diferencia de otros medicamentos para tratar el insomnio, incluido Ambien, la trazodona no está clasificada por la FDA como sustancia controlada (PDF) porque el riesgo de que este medicamento cause dependencia y abuso es poco. El resultado es que los médicos pueden recetar trazodona sin límite de cuántas píldoras puede recibir un paciente.

Y, quizá porque la probabilidad de que la trazodona cause dependencia es poca, los niveles altos que los médicos recetan sugieren que muchos pueden creer que la trazodona es más segura que otros medicamentos que se recetan con frecuencia para dormir. Pero ningún estudio confirma lo anterior.

Otra razón por la que se podría recetar la trazodona con frecuencia es que es económica. Disponible solo como genérico, lo encontramos por tan solo $4 para un suministro de un mes en Walmart.

Otros medicamentos aprobados para tratar el insomnio pueden afectar tu capacidad para recordar nuevas experiencias e incluso, aunque, rara vez, puede causar que camines, comas, tengas relaciones sexuales o conduzcas un automóvil estando esencialmente inconsciente. No hay evidencia de que la trazodona pueda causar esos efectos secundarios graves. Es más, muchos médicos creen que es menos probable que la trazodona cause insomnio extendido una vez que los pacientes dejan de tomarla, aunque hay poca evidencia que respalde esa manera de pensar.

Los riesgos de la trazodona que deberías saber
Sin embargo, la trazodona no está exenta de riesgos. Tiene más probabilidad que otros somníferos de causar que te sientas adormilado al día siguiente, lo que aumenta las posibilidades de tener un accidente mientras conduces. También puede causar presión arterial anormalmente baja y, a su vez, mareos o incluso desmayos, especialmente en personas mayores.

La trazodona también puede causar trastornos del ritmo cardíaco. Algunos datos permiten sugerir que puede causar priapismo o erección persistente, una emergencia médica que podría requerir cirugía y puede conducir a la impotencia si no se trata rápidamente. Es más, una advertencia de caja negra en el prospecto (PDF) indica que la trazodona, al igual que otros antidepresivos, puede aumentar el riesgo de pensamientos y conductas suicidas en niños y adolescentes.

El resultado final de la trazodona

Para la persona promedio que sufre episodios ocasionales de insomnio, realizar ciertos cambios en su estilo de vida puede ser en realidad muy útil, como evitar comidas abundantes, tomar alcohol, fumar y hacer ejercicio tarde en la noche o trabajar o mirar televisión en la cama. (A continuación, puedes ver una lista completa).

Si estos cambios no ayudan, nuestros expertos médicos aconsejan tomar un medicamento de venta libre económico que contenga un antihistamínico como difenhidramina (Benadryl Allergy, Nytol, Sominex y genérico) o doxilamina (Unisom Nighttime Sleep-Aid y genérico) - pero únicamente por un máximo de unas cuantas noches. Un informe anterior de CR concluyó que los medicamentos como la difenhidramina pueden causar dependencia si se toman por más tiempo del indicado (por lo general, 2 semanas). Además, conllevan otros riesgos, como estreñimiento, confusión, mareos y somnolencia al día siguiente.

Si el insomnio te dura más de unas pocas noches, consulta a tu médico para determinar si es posible que otros factores perturben tu sueño, como dolor, acidez estomacal, sofocos o efectos secundarios de los medicamentos. Si lo anterior se descarta, o si el insomnio persiste a pesar del tratamiento de los problemas subyacentes, los tratamientos para el sueño sin medicamentos, como la terapia cognitiva conductual, parecen producir mejores y más duraderos resultados que cualquier medicamento para dormir. De ser posible, intenta esta terapia antes de recurrir a la medicación, lo que puede socavar tu motivación para realizar cambios conductuales.

Si tu médico te recomienda tomar pastillas para dormir durante más de un episodio de insomnio temporal sin mencionar la terapia sin medicamentos, pregúntale sobre estas opciones. Para obtener más información sobre este tratamiento, consulta nuestro informe Best Buy Drugs sobre medicamentos para tratar el insomnio.

Claro está que a veces se necesitan medicamentos para el insomnio persistente, por ejemplo, cuando el tratamiento sin medicamentos no está disponible o no es eficaz, o cuando la alteración del sueño afecta tu capacidad para llevar a cabo tus actividades diarias. Aquí incluimos las principales consideraciones para usar trazodona para tratar el insomnio:

Insomnio sin depresión. Debido a la poca evidencia de apoyo, las directrices de tratamiento de la Academia estadounidense de medicina del sueño no recomiendan la trazodona para el tratamiento del insomnio crónico. Aun así, la trazodona puede mejorar inicialmente los síntomas del insomnio, según un estudio pequeño, pero este efecto podría desaparecer después de algunas semanas.

Insomnio con depresión. Algunas condiciones, como la depresión, tienen una relación compleja y estrecha con el insomnio, y no se ha determinado aún el mejor tratamiento para estos dos problemas juntos. Si sufres de ambos, analiza las opciones con tu médico, asegúrate de mencionarle la gravedad de la depresión, la naturaleza de tu problema de sueño, tu historial médico y la susceptibilidad a los efectos secundarios, cualquier posible interacción con otros medicamentos y, por supuesto, tus preferencias personales.

Por lo general, la consideración más importante es cómo se trata la depresión, que debe hacerse por separado con un medicamento antidepresivo más eficaz, asesoramiento o ambos. Luego, es posible que se recete un medicamento distinto para el insomnio, ya sea un medicamento para dormir más reciente o trazodona en dosis baja. 

Los estudios han sugerido que en estos casos la trazodona más otro antidepresivo pueden mejorar el sueño. De forma alternativa, la trazodona se puede tomar sola, en una dosis antidepresiva más alta, para tratar ambos problemas.

Precauciones si tomas trazodona

Debido a que la trazodona puede no dar los mejores resultados para tratar el insomnio después de algunas semanas, consulta con tu médico periódicamente para analizar cómo te está ayudando o si todavía lo hace.

Si tienes problemas para conciliar el sueño, tómalo varias horas antes de ir a la cama. Si tienes problemas para quedarte dormido, tómalo como máximo 30 minutos antes de acostarte.

Evita la trazodona si te recuperas de un ataque al corazón. Informa a tu médico si tu ritmo cardíaco no es normal, si tienes debilitamiento del sistema inmunológico, una infección o una enfermedad hepática o renal. Úsalo con mucho cuidado si padeces de una enfermedad cardíaca.

Observa los efectos secundarios. Hacerlo es especialmente importante para las personas mayores de 55 años, ya que son más susceptibles a que el ritmo cardíaco no sea normal y que sufran caídas debido a los mareos o la somnolencia. La supervisión directa también es crucial si tomas trazodona con otro antidepresivo.

Al igual que con los medicamentos para dormir, nunca mezcles trazodona con alcohol y úsala con precaución si tomas otros medicamentos sedantes o antihipertensivos. Pregunta a tu médico o farmacéutico sobre otras posibles interacciones de los medicamentos.

Si desarrollas una erección que es inusualmente prolongada o que ocurre sin estimulación, suspende el medicamento y ponte en contacto con tu médico. Llama también a tu médico si tienes fiebre, te duele la garganta o tienes otros signos de infección mientras tomas trazodona.

Informes adicionales de Chris Hendel y Ronald Buchheim

Si quieres leer más, vista Consumer Reports.

Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad