Qué es el benceno y por qué es peligroso para la salud

En los últimos años se ha registrado la retirada de distintos tipos de productos del mercado debido a la contaminación por benceno.

Pero ¿qué es esta sustancia? ¿por qué se lo puede encontrar en artículos de cuidado personal? ¿cuáles son sus efectos sobre la salud? Aquí repasamos la evidencia disponible y damos respuestas a estas preguntas y más.

Qué es el benceno y por qué es peligroso para la salud
El benceno se ha encontrado en productos de cuidado personal, como desodorantes o protectores solares. | Foto: GETTY IMAGES

Puntos clave

  • El benceno es un producto químico altamente inflamable, y es considerado un importante contaminante. 
  • Los expertos advierten que no existen niveles seguros de exposición al benceno, debido a que es muy tóxico, incluso en niveles bajos. 
  • La exposición al benceno puede causar confusión, dolores de cabeza, latidos cardíacos rápidos o irregulares, mareo, somnolencia, temblores e incluso muerte (a niveles muy altos).
  • No existe un remedio específico para combatir la intoxicación por benceno, se debe tratar con atención médica en un entorno hospitalario.

¿Qué es el benceno?

El benceno es un producto químico altamente inflamable de olor dulce. En aire se puede evaporar rápidamente, mientras que en agua se disuelve ligeramente, por lo que puede flotar sobre ella. Por este motivo, se lo considera un importante contaminante.

Actualmente es una de las 20 sustancias químicas más producidas en EE. UU. en términos de volumen. Se utiliza para fabricar otras sustancias químicas que se usan para elaborar plásticos, resinas, fibras sintéticas, lubricantes, cauchos, colorantes y pesticidas, entre otros productos.

¿Cuáles son sus efectos sobre la salud?

Los expertos advierten que no existen niveles seguros de exposición al benceno, debido a que es muy tóxico, incluso en niveles bajos.

La gravedad del envenenamiento causado por el benceno dependerá de la cantidad, vía y tiempo de exposición, así como de la edad y condición médica preexistente de la persona expuesta. Los signos y síntomas inmediatos son:

  • Confusión.
  • Dolores de cabeza.
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares.
  • Mareo.
  • Somnolencia.
  • Temblores.
  • Muerte (a niveles muy altos).

En caso de ingesta de alimentos o bebidas con altos niveles de benceno, también se puede padecer:

  • Convulsiones.
  • Irritación estomacal.
  • Vómitos.
  • Muerte (a niveles muy altos).

Además, la exposición directa de los ojos, piel o pulmones al benceno puede causar lesiones e irritación de los tejidos.
A largo plazo (un año o más de exposición) el benceno puede causar:

  • Cáncer, principalmente leucemia.
  • Daños en la médula ósea, provocando una disminución de los glóbulos rojos, lo que puede llevar a una anemia. 
  • Períodos menstruales irregulares y una disminución en el tamaño de los ovarios
  • Sangrado excesivo, y con ello problemas sobre el sistema inmunitario, lo que aumenta la posibilidad de infección.

Recuerda: mostrar estos signos y síntomas no significa necesariamente que una persona haya estado expuesta al benceno.

¿Dónde se encuentra el benceno?

El benceno se puede formar a partir de procesos naturales, como incendios forestales o erupciones volcánicas, aunque también como consecuencia de las actividades humanas, por ejemplo, es un componente natural del petróleo crudo y la gasolina, se halla en el humo de los cigarrillos y en otros materiales orgánicos que se han quemado.

Por este motivo, los expertos advierten que pueden estar en mayor exposición quienes están en constante contacto con vehículos motorizados, gasolineras, o con el uso de pegamentos, o pinturas. También quienes trabajan en fábricas donde se utiliza benceno para elaborar sus productos.

Sin embargo, en los últimos años distintas investigaciones han alertado sobre otro tipo de contacto para la mayoría de la población: los productos de cuidado personal.

Una investigación realizada por un laboratorio llamado Valisure, detectó durante 2021 en EE. UU. benceno en desinfectantes para manos, protectores solares, desodorantes, champús secos, acondicionadores, antitranspirantes, aerosoles corporales y antimicóticos, según detalla una publicación de The Guardian.

La contaminación se halló con mayor frecuencia en aerosoles, algunos a niveles que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. caracterizó como "peligrosos para la vida".

  • En julio de 2021 en EE. UU. se retiraron lotes de cinco protectores solares en espray de Neutrogena y Aveeno (Neutrogena Beach Defense, Neutrogena Cool Dry Sport, Neutrogena Invisible Daily Defense, Neutrogena Ultra Sheer, y Aveeno Protect + Refresh).
  • En octubre de 2021 se retiraron lotes de aerosoles antifúngicos Tinactin y Lotrimin, y protectores solares en aerosol Coppertone.
  • En noviembre de 2021 se retiraron lotes de antiperspirantes en aerosol Old Spice y Secret.
  • En diciembre se retiraron lotes de champús y acondicionadores secos en aerosol Pantene y Herbal Essence. 
  • A comienzos de 2022 se retiraron lotes de seis antiperspirantes en aerosol de Brut y Sure.

Según detallaron los investigadores, de 662 artículos que se probaron, en 180 (alrededor del 27%) se encontró benceno. Estos hallazgos sugieren que la contaminación por benceno está muy extendida y probablemente se encuentre en más productos que aún no se han probado.

¿Cómo protegerte del benceno?

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ofrecen diferentes consejos para protegerse ante la exposición de benceno:

  • Si se liberó en el aire: se aconseja obtener aire fresco saliendo del área donde se liberó el benceno. Si la liberación fue en el exterior, debes alejarte del área afectada por benceno.
  • En caso de creer que estuviste expuesto al benceno: quítate la ropa (lo ideal es cortarla en lugar de pasarla por encima de la cabeza), lava rápidamente todo el cuerpo con agua y jabón. Luego se debe ver a un médico inmediatamente.
  • Si arden los ojos o la visión es borrosa: enjuágate los ojos con agua corriente durante 10 a 15 minutos. Si usas lentes de contacto, quítatelos después de lavarte las manos y ponlos con la ropa que crees contaminada (debe desecharse en envases herméticos). No vuelvas a ponerte los lentes de contacto en los ojos. Luego se debe ver a un médico inmediatamente.
  • Si crees que tu suministro de agua puede contener benceno: bebe agua embotellada hasta que estés seguro de que el suministro es seguro. También deberás consultar a un médico inmediatamente para descartar un posible envenenamiento.

En caso de que alguien haya tragado benceno, se recomienda no hacerle vomitar ni darle líquidos para beber. El vómito podría ser succionado hacia los pulmones y dañarlos severamente. Tampoco se debe intentar hacer RCP. Llama a un médico cuanto antes.

Recuerda, la intoxicación por benceno se trata con atención médica en un entorno hospitalario. No existe un remedio específico para combatirla, lo más importante es que la persona afecta reciba atención profesional lo antes posible.

Fuentes consultadas: Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Clínica Mayo.

Comparte tu opinión