SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Seguro de gastos hospitalarios: Qué es, qué cubre

El seguro de gastos hospitalarios, también llamado “seguro de hospitalización”, es un seguro complementario que te abona una cantidad en efectivo para ayudarte a costear tu estancia en un hospital, ya sea prevista o imprevista, u otro tipo de servicios médicos que puedan estar incluidos en la póliza, tales como prescripciones de farmacia y demás gastos que puedan derivarse de una hospitalización.

Seguro de gastos hospitalarios: Qué te vas a encontrar en este artículo

Qué es un seguro de gastos hospitalarios

Comencemos por aclarar el concepto de “hospitalización”: se trata de "cuidados de hospital que requieren ser internado y usualmente requieren pasar una noche hospitalizado". La hospitalización por una noche únicamente para observación puede ser considerada cuidado ambulatorio» .

Una estancia en un hospital puede complicarse en el aspecto económico porque el coste de este tipo de cuidados médicos es fácil que aumente con rapidez. A pesar de la incertidumbre propia de estar ingresado en un centro hospitalario, el seguro de hospitalización te ayudará a afrontar costos imprevistos derivados de tu estancia en un hospital.

El seguro de gastos hospitalarios no forma parte de la cobertura mínima esencial recogida en la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (“ACA”, por sus siglas en inglés, popularmente conocida como “Obamacare”). Es un seguro médico complementario.

Con este plan de seguro recibirás una cantidad en efectivo por los costos que no cubre tu seguro médico principal, cantidad que podrás utilizar como tú quieras; por ejemplo, pagar facturas del hospital o costes que puedan surgir durante tu periodo de recuperación o rehabilitación. No tendrás que cumplir con gastos deducibles y recibirás la prestación con independencia de que el servicio que recibas proceda o no de la red de servicios de tu aseguradora. No obstante, te recomendamos que leas detenidamente las condiciones de tu póliza para entender correctamente las características de la cobertura que vas a contratar.

Cómo funciona un seguro de gastos hospitalarios

Pongamos un ejemplo sencillo: un día no te encuentras bien y acudes al servicio de urgencias. El médico te examina y decide que pases un periodo de 24 horas en observación. Al cabo de ese tiempo te dan el alta, presentas la reclamación a tu compañía de seguros y esta te abonará la cantidad establecida en la póliza, en algunos casos en apenas un día.

Recuerda: lo único que tienes que hacer es cumplimentar debidamente el formulario de reclamaciones después de haber recibido cuidados médicos que estén contemplados en tu póliza. Envías ese formulario junto con copias de los recibos de que dispongas, y eso es todo. Acto seguido recibirás la cantidad de dinero especificada en tu plan por ese servicio concreto (siempre dentro de una cantidad máxima por año natural).

Por qué deberías contratar un seguro de gastos hospitalarios

En 2014, la duración media de la estancia en hospitales en los Estados Unidos fue de seis días. Si estás enfermo o si sufres una lesión que requiera tu hospitalización, los costes empezarán a acumularse rápidamente y pueden convertir tu estancia en el hospital en un verdadero problema desde el punto de vista económico. Incluso si tu ingreso en el hospital ya estaba programado de antemano, el seguro de gastos hospitalarios puede ser de gran ayuda:

  • El dinero es tuyo para utilizarlo como desees
  • Recibirás la prestación con independencia de que seas tratado por especialistas que estén en la red o no.  
  • No deberás afrontar deducibles.  
  • Es posible obtener cobertura para toda la familia.  
  • La cobertura es renovable hasta los 65 años.

Qué cubre un seguro de gastos hospitalarios

El seguro de gastos hospitalarios te abona una cantidad fija por cada día que pases ingresado en un hospital, hasta una cantidad máxima (establecida en tu póliza) por año natural. Además, en función de la prima que pagues podrás tener derecho a compensación por otro tipo de servicios, tales como:

  • Servicio de traslado en ambulancia (por tierra o por aire). 
  • Atención médica en la sala de emergencias
  • Cirugía
  • Anestesia.

Preguntas frecuentes

  • ¿Puedo utilizar este seguro para pagar gastos de mi bolsillo?

Sí, la prestación económica que recibas la puedes utilizar como consideres oportuno: para tus facturas del hogar, deducibles de otros seguros médicos, copagos, rehabilitación, etc.

  • ¿Quién recibe el dinero, yo mismo o el proveedor del servicio médico?

Los pagos se te abonan a ti directamente, y no a doctores, hospitales u otro tipo de proveedores de servicios. El cheque irá dirigido a ti.

  • La empresa para la que trabajo ya me ofrece un buen plan de seguro médico. ¿Debería contratar la cobertura adicional por estancias de hospital?

Por muy bueno que sea tu plan de seguro médico, siempre puede haber gastos adicionales a los que debas hacer frente tú personalmente, y sin duda una estancia en el hospital por una enfermedad o un accidente puede resultar muy costosa e incrementarse con visitas al médico, copagos, etc. El soporte económico de tener el seguro de gastos hospitalarios puede ahorraros muchos quebraderos de cabeza a ti y a tu familia.

  • ¿Hay un periodo de espera hasta que la cobertura empiece a ser efectiva?

En absoluto. Una vez que contrates el seguro, la cobertura se hará efectiva sin plazos de espera.

  • ¿Es sencillo el proceso para hacer una reclamación?

Sí. Sólo tienes que rellenar el formulario de reclamaciones y enviarlo junto con las copias de los recibos de que dispongas. Tu caso será examinado por un profesional en un breve plazo de tiempo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad