¿Les cuesta más a los niños tomar correctamente los lápices?

¿Les cuesta más a los niños tomar correctamente los lápices?
Para poder agarrar un lápiz y moverlo, se requiere de un fuerte control de los músculos finos de los dedos | Foto: ISTOCK

Los niños cada vez tienen más dificultades para sostener bolígrafos y lápices debido al uso excesivo de la tecnología, señalaron expertos del Reino Unido. El uso excesivo de teléfonos con pantalla táctil y tabletas podría evitar que los músculos de los dedos de los niños se desarrollen lo suficiente como para permitirles sostener un lápiz correctamente.

"Los niños no van a la escuela con la fuerza y la destreza manuales que tenían hace 10 años", dijo al periódico británico The Guardian la terapeuta ocupacional pediátrica Sally Payne, de la fundación Heart of England NHS Trust.

Desarrollar el correcto agarre del lápiz de un niño no es sólo ayudarlos a aprender a escribir,  está íntimamente relacionado con otras habilidades de la motricidad fina, que es la coordinación de músculos, huesos y nervios para producir movimientos pequeños y precisos.

"La naturaleza del juego ha cambiado. Es más fácil darle un iPad a un niño que alentarlo a que haga un juego de construcción muscular como construir bloques, cortar y pegar, o tirar de juguetes y cuerdas. Debido a esto, los pequeños no están desarrollando las habilidades fundamentales que necesitan para agarrar y sostener un lápiz", destacó Payne.

Evolución

En un niño en desarrollo típico, los músculos grandes y gruesos se desarrollarán antes que los músculos finos y más pequeños. Además, los músculos que están más cerca del centro del cuerpo evolucionarán antes que los músculos que están más alejados del núcleo. Por lo tanto, un niño primero comenzará a desarrollar el control postural, la estabilidad del hombro, la fuerza del brazo, la estabilidad de la muñeca, la fuerza de la mano, luego la fuerza del dedo y la manipulación. Todas estas habilidades son necesarias para desarrollar un correcto agarre de lápices o bolígrafos.

Payne explicó que para poder agarrar un lápiz y moverlo, se requiere de un fuerte control de los músculos finos de los dedos y los niños necesitan muchas oportunidades para poder desarrollar esas habilidades.

Por su lado, Mellissa Prunty, terapeuta ocupacional pediátrica que se especializa en dificultades de escritura a mano en niños,  también mostró su preocupación porque un número cada vez mayor de niños puede estar desarrollando tardíamente la escritura a mano debido al uso excesivo de la tecnología.

Ahora, bebés tan pequeños como de un año están demasiado ocupados deslizando, tocando y pellizcando teléfonos inteligentes y tabletas, lo que, aparentemente, está haciendo muy poco por desarrollar la fuerza necesaria  de sus dedos.

"Sin una investigación adecuada, el riesgo es que hagamos demasiadas suposiciones sobre por qué un niño no puede escribir a la edad esperada y no intervenir cuando hay una causa relacionada con la tecnología", destacó Prunty.

Comparte tu opinión