Tu bebé tiene dos años y no habla, ¿debes preocuparte?

Tu bebé tiene dos años y no habla, ¿debes preocuparte?
Los hitos o logros en el desarrollo de un niño suelen ocurrir en tiempos diferentes, pero debe llamar la atención si no ocurren en ningún momento | Foto: GETTY IMAGES

La capacidad de escuchar es esencial para el desarrollo correcto del habla y el lenguaje. Si tu  pequeño o pequeña está por cumplir dos años y no habla o solo emite sonidos sin sentido podría sospecharse que tiene problemas de audición. Pero también podría ser que no está desarrollando sus habilidades de lenguaje de forma adecuada. 

Los padres suelen preocuparse sobre todo cuando comparan las habilidades de su bebé con los hijos de otros. 

Los niños no son todos iguales y es importante recordar que alcanzan sus metas a diferentes edades. El pediatra es la persona que puede examinar e indicar si el bebé se está desarrollando correctamente, y no los abuelos, los tíos o un vecino. 

El curso del desarrollo de los niños se traza utilizando una tabla de hitos o logros del desarrollo. Estos hitos son conductas que surgen con el tiempo y forman los componentes básicos para el crecimiento y el aprendizaje continuo. Algunas de las categorías dentro de las cuales se ven estos comportamientos incluyen:

Conocimiento: pensamiento, razonamiento, resolución de problemas, comprensión

Coordinación motora: motricidad gruesa / fina, saltar, brincar, lanzar / atrapar, dibujar, apilar

Interacción social: inicio del contacto con los compañeros, juego en grupo

Adaptación:  vestirse, comer, lavarse

Los logros en el lenguaje por edad

El Instituto de Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación de Estados Unidos (The National Institute on Deafness and Other Communication Disorders) y otros expertos enumeran una serie de metas del habla según la edad para bebés y niños pequeños.

Sobre esa base, te damos aquí una guía del desarrollo del lenguaje según la edad, que puede ayudar a ver si tu hijo podría tener  problemas de audición o algún retraso en el desarrollo.

Si crees que el desarrollo de tu hijo o hija no se corresponde con esta guía de logros, consulta al pediatra. Él o ella evaluarán si es necesario derivar a tu niño a algún especialista.

Tan importante como la evaluación de un médico es el tiempo y las actividades que los padres y los cuidadores realizan con los chiquitos. 

Desde el nacimiento hasta los 5 meses

  • Hace arrullos.
  • Vocaliza sonidos de agrado y desagrado de forma diferente (se ríe, se ríe de forma nerviosa, llora o se queja)
  • Hace ruido cuando se le habla

 De 6 a 11 meses

  • Entiende "no-no"
  • Balbucea (dice "ba-ba-ba")
  • Dice "ma-ma" o "pa-pa" sin sentido
  • Intenta comunicarse con acciones o gestos
  • Intenta repetir sonidos
  • Dice la primera palabra

 De 12 a 17 meses

  • Responde a preguntas simples sin palabras
  • Dice dos o tres palabras para nombrar una persona o un objeto (la pronunciación puede no ser clara)
  • Intenta imitar palabras simples
  • Vocabulario de cuatro a seis palabras

De 18 a 23 meses

  • Vocabulario de 50 palabras, la pronunciación suele no ser clara
  • Pide alimentos comunes por su nombre
  • Hace sonidos de animales, por ejemplo "mu"
  • Comienza a combinar palabras, por ejemplo "más leche"
  • Comienza a usar pronombres, por ejemplo "mío"
  • Usa frases de dos palabras

De 2 a 3 años

  • Conoce algunos conceptos espaciales, por ejemplo "dentro" o "en"
  • Conoce los pronombres, por ejemplo "tu", "mi" o "su"
  • Conoce palabras descriptivas, por ejemplo "grande" o "contento"
  • Usa oraciones de tres palabras
  • El habla es cada vez más precisa, pero aún no pronuncia los sonidos finales; los extraños pueden no entender claramente de lo que dice
  • Responde a preguntas simples
  • Comienza a usar más pronombres, como "´tú" o "yo"
  • Usa inflexión de pregunta para preguntar algo, por ejemplo "¿mi pelota?"
  • Comienza a usar plurales, como "zapatos" o "medias" y verbos regulares en pasado, como "salté"

De 3 a 4 años

  • Agrupa objetos, como alimentos o vestimentas
  • Identifica colores
  • Usa la mayoría de los sonidos del habla, pero puede confundir algunos sonidos más difíciles como l, r, s, su, ch, y, v, z. Estos sonidos pueden no manejarse correctamente hasta los 7 u 8 años.
  • Usa consonantes al inicio, medio y final de las palabras. Algunas de las consonantes más difíciles pueden producirse de forma distorsionada, pero intenta decirlas.
  • Los extraños pueden entender la mayor parte de lo que dice
  • Puede describir el uso de objetos, por ejemplo "tenedor" o "auto"
  • Se divierte con el lenguaje; disfruta de los poemas y reconoce los absurdos del lenguaje, como "¿Hay un elefante en tu cabeza?"
  • Expresa ideas y sentimientos en lugar de solo hablar del mundo que lo rodea
  • Usa verbos que terminan en "ando", como "caminando" o "hablando"
  • Responde a preguntas simples, por ejemplo "¿Qué haces cuando tienes hambre?"
  • Repite oraciones

De 4 a 5 años

  • Entiende conceptos espaciales, por ejemplo "detrás" o "junto a"
  • Entiende preguntas complejas
  • El habla es comprensible, pero comete errores al pronunciar palabras largas, difíciles o complejas, como "hipopótamo"
  • Usa algunos versos irregulares en pasado, por ejemplo "leyó" o "anduve"
  • Describe cómo hacer las cosas, como pintar un dibujo
  • Enumera elementos que pertenecen a una categoría, por ejemplo animales o vehículos
  • Responde al "por qué"

A los 5 años

  • Entiende las secuencias de tiempo (por ejemplo, qué ocurrió primero, segundo o tercero)
  • Puede realizar una serie de tres instrucciones
  • Entiende la rima
  • Participa en una conversación
  • Las oraciones pueden tener ocho o más palabras
  • Usa oraciones compuestas y complejas
  • Describe objetos
  • Usa la imaginación para crear historias


papá jugando con su hijo

| Foto: Getty Images

Las mejores actividades para fomentar el lenguaje 

En cada etapa del crecimiento de un niño,  el desarrollo del lenguaje y conocimientos deben ser estimulados por los padres, cuidadores o maestros del bebé o niño pequeño. Para cada edad hay diferentes actividades que pueden hacer maravillas en el cerebro de nuestros hijos. 

Aquí te damos una lista de actividades según la edad, desde los pocos meses,  recomendadas por distintas instituciones y especialistas:

Antes del año: 

Responder a sus balbuceos.
Habla con tu bebé mientras lo cuidas durante el día.
Léele y muéstrale libros con colores todos los días
Repítele rimas infantiles y canta canciones
Enséñale a tu hijo los nombres de artículos cotidianos y personas conocidas.
Lleva a tu pequeño a lugares y situaciones nuevos
Haz juegos sencillos  como "¿está? ¿no está? (peek-a-boo)".

Entre 1 y 2 años

Premia y anima los primeros esfuerzos para decir nuevas palabras. 

Habla con tu bebé sobre todo lo que haces mientras estás con él. 

Habla con tu hijo de forma sencilla, clara y lenta

Mira a tu hijo cuando le hablas.
Describe lo que tu hijo hace, siente y oye.
Deja que tu hijo escuche música y canciones para niños.
Elogia los esfuerzos que hace para comunicarse.

Entre 2 y 3 años

Repítele a tu hijo o hija nuevas palabras una y otra vez.

Ayúdalo a escuchar y seguir instrucciones de juegos.
Si llevas a tu hijo de viaje o a la casa de algún familiar, háblale sobre lo que ve antes, durante y después del viaje.
Deja que tu hijo dé respuestas a preguntas sencillas
Lee con él libros todos los días, quizás como parte de la rutina de la hora de dormir, si no está muy cansado.
Escucha con atención mientras tu hijo habla.
Describe lo que tú estás haciendo, planeando, pensando.
Mantén "conversaciones" con el niño, preferiblemente cuando los dos tengan un momento de tranquilidad juntos.
Hazle preguntas para que piense y hable.
Muéstrale que entiendes lo que dice respondiendo, sonriendo y asintiendo con la cabeza.
Amplía y completa lo que él o ella dice. Por ejemplo: si tu hija dice "más jugo", tú dile: "Ana quiere más jugo".

Entre 3 y 4 años

Habla con tus pequeños sobre cómo las cosas son iguales o diferentes.
Ayuda a tu hijo a contar historias usando libros e imágenes.
Deja que tu hijo juegue con otros niños.
Lee historias más largas a tu hijo.
Siempre presta atención cuando habla.
Háblale sobre los lugares en los que ha estado o va a visitar.

Entre los 4 y 5 años

Ayuda a tu hijo o hija a clasificar objetos y cosas (por ejemplo, alimentos, animales, ropas ...)
Enséñale a tu hijo a usar el teléfono para comunicarse.
Deja que te ayude a planificar actividades como preparar una fiesta o celebración de cumpleaños.
Léele cuentos más largos.
Deja que ella o él te cuente e invente historias.
Demuéstrale placer cuando él o ella viene a hablar contigo.

Entre los 5 a 6 años

Elogia y anima a tu hijo cuando habla de sus sentimientos, pensamientos, esperanzas y temores.
Comenta con él o ella lo que hizo y pregúntale cómo se siente.
Baila y canta canciones con él o ella.
Continúa leyendo historias más largas.
Habla con él o ella como lo harías con un adulto.
Mira fotos familiares y habla con tus hijos sobre la historia familiar, sus abuelos, tíos y primos.
Escucha siempre a tu hijo o hija cuando te habla.


Fuentes consultadas:  National Institute on Deafness and Other Communication Disorders; KidsHealth.org (español).

Comparte tu opinión