¿Cuáles son los países más y menos seguros para un recién nacido?

¿Cuáles son los países más y menos seguros para un recién nacido?
En los países de bajos ingresos, la tasa media de mortalidad neonatal es de 27 muertes por cada 1,000 nacimientos | Foto: ISTOCK

El período entre el nacimiento de un niño y los 28 días siguientes es el más peligroso de su vida. Cada año, 2,6 millones de recién nacidos en todo el mundo no sobreviven a su primer mes de vida y un millón de ellos muere el día que nacen. En algunos países esta tragedia golpea con más fuerza.

A nivel mundial, las muertes de bebés recién nacidos siguen siendo alarmantemente altas, particularmente entre los países más pobres del mundo, señaló UNICEF en un nuevo informe sobre la mortalidad neonatal.

Los bebés nacidos en Japón, Islandia y Singapur tienen la mejor oportunidad de sobrevivir, mientras que los recién nacidos en Pakistán, la República Centroafricana y Afganistán enfrentan las peores probabilidades.

En Japón, uno de cada 1,111 bebés recién nacidos muere en el primer mes de vida mientras que en Pakistán, la proporción es de uno en 22.

En  los países de bajos ingresos, la tasa media de mortalidad neonatal es de 27 muertes por cada 1,000 nacimientos, según el informe. Pero, en los países de altos ingresos, esa tasa es de 3 muertes por cada 1,000. 

Los recién nacidos de los lugares más riesgosos para dar a luz tienen hasta 50 veces más probabilidades de morir que aquellos de los lugares más seguros.

Los 10 países con las tasas más bajas de mortalidad neonatal en 2016, fueron: Japón; Islandia; Singapur; Finlandia; Eslovenia; Estonia: Chipre; Corea del Sur; Noruega y Luxemburgo.

En tanto que los 10 países con las tasas más altas de mortalidad neonatal en 2016 fueron: Pakistán;  República Centroafricana; Afganistán; Somalia; Lesoto; Guinea-Bissau; Sudán del Sur; Costa de Marfil; Mali y Chad.

África subsahariana

El informe también señala que 8 de los 10 lugares más peligrosos para nacer se encuentran en el África subsahariana, donde es mucho menos probable que las mujeres embarazadas reciban asistencia durante el parto debido a la pobreza, los conflictos bélicos y la debilidad de las instituciones sanitarias.

"Si bien hemos reducido a más de la mitad el número de muertes de niños menores de cinco años en el último cuarto de siglo, no hemos logrado avances similares en la eliminación de muertes entre niños menores de un mes. Dado que la mayoría de estas muertes se pueden prevenir, claramente, estamos fallando a los bebés más pobres del mundo", dijo Henrietta H. Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

Muertes que se pueden prevenir

Más del 80 por ciento de las muertes de recién nacidos se deben a nacimientos prematuros ,complicaciones durante el nacimiento o infecciones como la neumonía y la sepsis, destaca el reporte. 

Estas muertes se pueden prevenir con el acceso a parteras bien capacitadas, junto con soluciones comprobadas como agua limpia, desinfectantes, amamantamiento desde la primera hora de vida y buena nutrición. Sin embargo, la escasez de trabajadores de la salud y parteras bien capacitados significa que miles de personas no reciben el apoyo para salvar vidas. Por ejemplo, mientras en Noruega hay 218 médicos, enfermeras y parteras cada 10,000 personas, esa relación es de 1 por cada 10,000 en Somalia.

"Cuando hablamos en el lenguaje frío de las estadísticas  es fácil olvidar que estamos hablando de las vidas y muertes de bebés reales,  bebés que merecen sobrevivir y crecer sanos. La acción en las cuatro áreas esbozadas en este informe - lugar, personas, productos, poder - debe ser una prioridad urgente para cada gobierno, impulsando el progreso hacia un mundo con cobertura de salud universal, donde ningún recién nacido muera por una causa prevenible",  señalaron los autores del informe.

Comparte tu opinión