SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Inhaló desodorante en aerosol y murió, sólo tenía 19 años

Morir por inhalar desodorante el aerosol no es lo más común, pero ocurre. Aunque se trata de un producto común en el hogar, contienen sustancias que se pueden usar para causar un efecto similar al de algunas drogas. Eso, precisamente, era lo que buscaba un chico de 19 años que lo inhaló y falleció.

El joven era adicto a la ketamina y el cannabis, lo estaban tratando en una clínica de rehabilitación y tuvo una recaída. En un intento por drogarse, se puso una toalla sobre la cabeza e inhaló el spray de un desodorante. Entonces se volvió hiperactivo (posiblemente por alucinaciones), tuvo un paro cardíaco y colapsó.

A pesar de los intentos por reanimarlo (le dieron seis rondas de desfibrilación) y de que fue ingresado en cuidados intensivos y puesto en un coma inducido, su condición no mejoró. Murió poco después. Su caso fue revisado por un grupo de especialistas del Maasstad Hospital en Holanda y fue publicado en BMJ Case Reports.

Aunque el informe se centró solo en este paciente, la intención de sus autores es advertir. Los paros cardíacos después de la inhalación de sustancias volátiles vienen ocurriendo desde hace 40 años; la primera muerte asociada con la inhalación de desodorante en aerosol se remonta a 1975.

"La principal sustancia tóxica en la inhalación de desodorantes en aerosol es el butano. El butano es uno de los hidrocarburos comúnmente utilizados en los propelentes en productos para el hogar que se pueden rociar", escribieron en el informe. Su efecto es similar al del alcohol y la intención de quienes lo inhalan es experimentar sentimientos de euforia y desinhibición.

El butano tiene un actúa rápida y brevemente. Además de alterar la percepción, puede causar daño hepático y renal, pérdida de audición, retraso en el desarrollo del comportamiento y daño cerebral.

Así como el desodorante, los disolventes de pintura y la laca para el cabello, entre otros productos, pueden drogar a quien los respire. La inhalación se puede hacer de tres formas, directa, a través de una prenda de vestir y con una bolsa o globo de plástico.

Este caso ocurrió en los Países Bajos, sin embargo, la inhalación de químicos es una práctica popular entre los adolescentes de todo el mundo, especialmente los de entornos desfavorecidos. Por ejemplo, en Estados Unidos es causa de unas 125 muertes al año.

El grupo más afectado por el abuso de solventes es el de los jóvenes de 15 a 19 años y son más propensos aquellos que se encuentran en centros de rehabilitación o prisiones. Los investigadores afirmaron que todavía este es uno de los métodos menos conocidos para lograr un estado alterado por drogas y sus "consecuencias no se conocen realmente", lo que hace que las personas continúen con este comportamiento que puede poner en riesgo sus vidas.

Más para leer sobre desodorante:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad