SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

El cannabis es más dañino que el alcohol para los adolescentes

Justo cuando Canadá está a punto de convertirse en el segundo país del mundo que legaliza el consumo de marihuana, sale a la luz un estudio con hallazgos vale la pena revisar: Los adolescentes que consumen cannabis están causando daños duraderos en el desarrollo de sus cerebros.

La nueva investigación, hecha en la Universidad de Montreal, descubrió que el impacto de la marihuana en las habilidades de pensamiento, la memoria y el comportamiento durante la adolescencia era peor que el del consumo de alcohol. En vista de los hallazgos, los autores instaron a los adolescentes a retrasar el consumo de cannabis durante todo el tiempo que pudieran.

A partir del conocimiento de que beber alcohol y consumir drogas, como el cannabis, a una edad temprana afecta las capacidades cognitivas, se hizo seguimiento durante cuatro años a 3,800 adolescentes de 31 escuelas canadienses. Tras un análisis, los investigadores encontraron que estos problemas aumentaban a medida que se incrementaba el consumo de cannabis y que los efectos eran duraderos, a diferencia de los del alcohol.

Cada participante aportó datos sobre sus hábitos de consumo de drogas y sus habilidades cerebrales fueron evaluadas a través de pruebas cognitivas. Así determinaron efectos negativos en la memoria de trabajo, el razonamiento y en su capacidad para controlar su comportamiento.

La autora principal de esta investigación, Patricia J. Conrod, profesora del departamento de Psiquiatría de la universidad, admitió que esperaba que el alcohol tuviera un mayor impacto negativo en el cerebro de los adolescentes. Sin embargo, los resultados publicados en American Journal of Psychiatry indicaron los contrario: como sus cerebros aún se están desarrollando, el cannabis interfiere.

A partir del 17 de octubre Canadá se convertirá en segundo país que legaliza el consumo recreativo de la marihuana (el primero fue Uruguay), también será legal la producción y comercialización de la droga. Para los autores del estudio, es de especial importancia continuar con los programas de prevención.

Más efectos en los adolescentes

Este no es el único estudio canadiense que ha explorado el impacto del consumo de cannabis en los adolescentes. En abril de este año, otra investigación de la Universidad de Montreal encontró que mientras más temprano comienza el consumo de la droga, hay más riesgos de presentar problemas de aprendizaje y dificultades para solucionar problemas.

La relación entre el daño cerebral y la edad se debe a que a los 14 años este órgano aún está en pleno desarrollo, mientras que a los 17 es menos vulnerable. Las evidencias de ese estudio también indicaron que si se comienza a fumar marihuana al inicio de la adolescencia, el riesgo de desarrollar adicción a los 28 años es de 68%, pero si el consumo se retrasa hasta los 16 o 17 años, dicho riesgo se reduce a 44%.

Antes, en 2016, el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA, por su sigla en inglés) alertó sobre los daños que provoca el cannabis en la salud mental y capacidades cognitivas de los adolescentes, a partir de una investigación que fue publicada en JAMA Psychiatry. Aquel estudio mostraba que hay una disminución neuropsicológica que se agrava cuanto más temprana es la edad a la que se inicia el consumo, que los daños pueden ser a largo plazo y que posiblemente sean permanentes en el cerebro.

El NIDA también ha dado a conocer otras evidencias relacionadas, como que el uso frecuente y empedernido de marihuana, a partir de la adolescencia, se relaciona con la disminución del coeficiente intelectual durante la edad adulta. O que estar expuesto a la marihuana desde esta etapa está asociado con cambios en el sistema de gratificación y esto incrementa la posibilidad de buscar y usar otras drogas, como la heroína.

El consumo de marihuana puede ser adictivo y se ha demostrado que su uso aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades psicóticas, especialmente en adolescentes. Y dejar de consumirla puede provocar síntomas de abstinencia, como problemas para dormir y cambios de humor.

¿Tienes más preguntas sobre este tema? Consulta con nuestros especialistas, sin costo, en HolaDoctor Consultas.

Más para leer sobre cannabis:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad