SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

La inquietante relación entre las pantallas móviles y la depresión

Por Lorena Ponce de León -

Los adolescentes que pasan varias horas al día con sus teléfonos inteligentes o dispositivos electrónicos pueden enfrentan un aumento en los síntomas de depresión. Tan sólo cinco horas frente una pantalla aumenta el riesgo, según un estudio de la profesora de psicología de la Universidad Estatal de San Diego en California, Jean Twenge.

Los hallazgos apuntan a la necesidad de que los padres controlen cuánto tiempo pasan sus hijos delante de las pantallas. "Estos aumentos en los problemas de salud mental entre los adolescentes son muy alarmantes. "Los adolescentes nos dicen que están luchando, y debemos tomarnos eso muy en serio", dijo Twenge.

Las adolescentes son las más vulnerables a la influencia de las pantallas y los nuevos medios , ya que las mujeres tienen un 14 por ciento más de probabilidades de deprimirse si usan las redes sociales como Facebook e Instagram todos los días. Los investigadores creen que el motivo se encuentra en la presión de los "me gusta" y de los seguidores que juzgan sus fotografías.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Clinical Psychological Science.

El tiempo influye

Twenge, junto con la estudiante graduada Gabrielle Martin y sus colegas Thomas Joiner y Megan Rogers en la Universidad Estatal de Florida, analizaron los datos de dos encuestas anónimas representativas a nivel nacional con más de 500,000 cuestionarios a adolescentes estadounidenses, que se realizaron desde 1991. También analizaron estadísticas de suicidio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Descubrieron que la tasa de suicidio entre las adolescente de 13 a 18 años aumentó en un 65 por ciento en el período 2010-2015, y el número de jóvenes que experimentaron síntomas relacionados con el suicidio como:  sentirse desesperanzadas, pensar en suicidarse, planear suicidarse o intentar suicidarse subió en un 12 por ciento. En tanto, el número de adolescentes que informaron síntomas de depresión severa aumentó en un 58 por ciento.

Entonces, los investigadores volvieron sobre los datos y observaron si había una correlación estadística entre el tiempo de pantalla y los síntomas depresivos y los resultados relacionados con el suicidio. Encontraron que el 48 por ciento de los adolescentes que pasaron cinco o más horas al día con dispositivos electrónicos informaron al menos un resultado relacionado con el suicidio, en comparación con solo el 28 por ciento de los que pasaron menos de una hora al día con sus teléfonos o pantalla inteligentes. Los síntomas depresivos eran más comunes en los adolescentes que también pasaban mucho tiempo en sus dispositivos electrónicos.

Fuera de las pantallas

En tanto, los investigadores encontraron que pasar tiempo alejado de las pantallas y relacionarse con los demás personalmente, hacer deportes o ejercicio, asistir a servicios religiosos, etc., estaba relacionado con tener menos síntomas depresivos y resultados relacionados con el suicidio.

"Aunque no podemos decir con certeza que el creciente uso de teléfonos inteligentes provocó un aumento en los problemas de salud mental, ese fue de lejos el mayor cambio en la vida de los adolescentes entre 2010 y 2015", dijo Twenge.

¿Las buenas noticias? No tiene que renunciar por completo a los dispositivos electrónicos para reducir su riesgo de depresión o pensamientos suicidas. Limitar el tiempo de pantalla a una o dos horas por día sería estadísticamente el tiempo seguro para el uso de  los dispositivos, destacó la profesora de psicología de la Universidad Estatal de San Diego.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad