Una sobredosis habría matado a Phillip Seymour Hoffman

Una sobredosis habría matado a Phillip Seymour Hoffman
Getty Images | Foto: GETTY IMAGES

Otra vez las drogas despojan a este mundo de enormes talentos. El actor Phillip Seymour Hoffman, conocido para los de más de 40 por sus actuaciones en "Twister", "The Master" y "Capote" —interpretación por la que ganó un Oscar en 2005— y por los más jóvenes por el rol de Plutarch Heavensbee en "The Hunger Games: Catching Fire", fue hallado muerto en su casa del West Village de Manhattan este domingo 2 de febrero.

Y aunque el reporte oficial sobre su muerte se conocerá mañana, según Julie Blocker, médica forense de la ciudad, fuentes indicaron que un amigo, el guionista David Katz encontró el cuerpo, y que tenía una aguja en su brazo. La policía habría hallado dos bolsas con heroína junto al cuerpo.

No era un secreto que Seymour Hoffman había lidiado gran parte de su juventud con la adicción. En una entrevista con "60 minutos" en 2006, el actor se explayó sobre el shock de graduarse de la Escuela de Drama de la Universidad de Nueva York. Desde los 19 y hasta los 22 años aseguró que probó muchas drogas y que, sí, se sintió al borde de la muerte.

A los 22, entró en rehabilitación y se mantuvo sobrio por mucho tiempo.

Recientemente, algunos sitios web del mundo del cine habían revelado que el actor estaba buscando ayuda porque había recaído en la adicción.

Su familia indicó en un comunicado que "la muerte de Phillip nos ha tomado por sorpresa, pedimos privacidad y que lo tengan en sus oraciones".

De confirmarse la muerte por sobredosis, Seymour Hoffman engrosaría una triste lista de famosos que han sucumbido a las drogas —el último caso sonado, el de Corey Monteith— pero también un problema de salud pública que ha crecido dramáticamente en la última década.

Según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud, en 2010 hubo 38,329 muertes por sobredosis de drogas en el país.

Seymour Hoffman tenía tres hijos, a los que supuestamente debía recoger el domingo a la mañana. Pero nunca llegó a buscarlos.

Comparte tu opinión