“Tongolele”: el baile me hace lucir muy bien

“Tongolele”: el baile me hace lucir muy bien
Miriam Guzmán | Foto:

Desde que apareció por primera vez en una película, hace más de 65 años, ha cautivado a todos los caballeros. A partir de entonces la actriz y bailarina Yolanda Montez, mejor conocida como “Tongolele” se conserva haciendo lo que más le gusta: bailar.

“Yo oigo música y bailo. No me doy cuenta cuando ya estoy bailando, no paro, es una cosa que me sale natural”, comentó.

Para bailar, ella sigue una rutina que empieza con varios tipos de calentamientos. “Comienzo con abdominales, ejercicios para los brazos, piernas y de ahí pongo discos de todo: tipo tahitiano, árabe, cubano, africano y con eso tengo distintas formas de bailar y hacer ejercicio”.

Una de las maneras de moldear más rápido la cintura, según relata la artista, es a través de la música tahitiana, ya que sus pasos permiten que poco a poco se vaya torneando: “no hay nada como ese baile”, agregó.

Además, la actriz de 81 años trata de llevar una alimentación ejemplar, aunque reconoció no seguir ningún tipo de dieta.

“No tengo recetas especiales, solo trato de comer sanamente, no bebo mucho pero puedo tomarme algún día un tequila, nunca me he acostumbrado a hacer eso ni fumar porque mi papa me decía te quita el aliento el humo”.

Gracias a los consejos que le dieron sus padres, la bailarina se conserva con una buena salud. “Todos ellos eran longevos. Yo siento que voy bien, me siento como de 15 años”, añadió en medio de risas.

Adicionalmente del ejercicio y la alimentación saludable, la artista se preocupa por su belleza, para lo cual sigue un sencillo tratamiento natural para su cara: “en ocasiones me baño con aceite de oliva porque cuando no hay aceite de coco es lo mejor para la piel. También luego me he asoleado con aceite de oliva. Los resultados son aún mejores”, compartió.

Vivir tantos años no es mera casualidad sino el resultado de saber vivir adecuadamente, para lo cual, la estrella del cine de la época de oro nos compartió parte de su filosofía que la hace mantenerse feliz: “No preocuparse por la malo, pensar en lo bueno siempre y creer en Dios”, finalizó.

Más para leer:

Comparte tu opinión