Thalía, ¿obsesionada con la limpieza?

Thalía, ¿obsesionada con la limpieza?
Mezcalent | Foto: MEZCALENT

Y es que se comenta que la intérprete de “Amor a la mexicana” Thalía cada vez es más exigente con la limpieza, al grado que cuando ofrece una entrevista, una firma de autógrafos o se presentará en algún recinto, ella pide que limpien aquellas cosas que va a tocar.

De la misma manera, la cantante ha elevado sus niveles de exigencia con los maquillistas que la atienden y les pide que laven las brochas que le serán aplicadas o que usen las de ella, ya que teme que le pueda ser transferido alguna bacteria a su cutis.

Además, también de dice que cuando se trata de darle la mano a alguien, la esposa de Tommy Mottola tiene sus precauciones, por lo que después de saludar se limpia con toallitas desinfectantes o gel antibacterial. Incluso, le habría pedido a su asistente a que siempre traiga este tipo de material para cuando ella lo necesite.

Parte de las reacciones de la artista, obedecerían a una enfermedad que hace que las personas tengan pensamientos no deseados (obsesiones) y que repitan determinadas conductas (compulsiones) una y otra vez. Esto se le conoce como Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Cuando alguien llega a tener este trastorno es común que sienta precaución por el orden, la simetría y la exactitud, miedo a tener pensamientos malvados, miedo a dañar a algún amigo, así como temor a la suciedad o a los gérmenes y disgusto por los desechos corporales o líquidos.

De acuerdo con la Academia Americana de Médicos de Familia, algunas de las compulsiones comunes son limpiarse y asearse constantemente, como lavarse las manos, bañarse o lavarse los dientes una y otra vez, controlar los cajones, cerraduras y los aparatos para asegurarse que están cerrados, guardados y apagados.

No habría que descartar que una de las posibles razones por las que la cantante teme a pescar una enfermedad podría atribuirse a la enfermedad de Lyme, que contrajo cuando fue mordida por una garrapata mientras se ejercitaba al aire libre hace algunos años. Esta afección la hizo temer lo peor y llegó a pensar en la muerte.

Y aunque este tipo de obsesiones parecen no tener un botón de apagado, existe un tratamiento para el TOC el cual se centra en la terapia con medicamentos que también son usados para tratar la depresión.

Thalía no es la única estrella con un comportamiento excéntrico. En alguna ocasión Katy Perry confesó que padece TOC y que gracias a este problema ella toma 26 pastillas diarias y se lava los dientes entre 4 y 6 veces al día.

Más para leer:

Comparte tu opinión