¿Sabes qué trastorno padece Capitán América?

¿Sabes qué trastorno padece Capitán América?

Las batallas del actor Chris Evans, quien encarna a Steve Rogers, Capitán América, también son mentales. El actor —cuyo personaje representa la fuerza y la moral de los Estados Unidos— también se ha convertido en una sonora voz de la lucha que millones tienen contra una condición de estos tiempos: la ansiedad.

Evans, de 37 años, cuenta sin pelos en la lengua cómo desarrolló ansiedad cuando estaba haciendo las audiciones para su primera película de la saga de los Avengers.

El actor habló por primera vez de este trastorno en 2017, en un video de la serie de YouTube Motivation Madness, en donde cuenta su batalla contra la ansiedad que, asegura, puede ser paralizante, debilitante e incluso anularte como persona.

"Es muy difícil cuando sales de tu zona de confort, cuando debes estar solo y no rodeado de tu gente, tu familia, tus amigos", explicó Evans en un reportaje en la revista Rolling Stone.

Scarlett Johansson, Black Widow en la saga de los Avengers y amiga de Evans desde los 17 años, dijo que "Chris es extremadamente tranquilo, le encanta pasar el rato con amigos, le encanta estar con gente. Pero cada vez que vamos a un estreno, o tiene que estar en un contexto distinto, relacionado con el trabajo, está aterrorizado".

El actor Chris Evans en la premiere de Avengers: Endgame. | Foto: The Grosby Group

Evans es una de las estrellas mejor pagas del universo de Marvel Comics, y una de las más queridas. Pero, según cuenta, para él, la fama y la mirada pública es sinónimo de sufrimiento. "¿Cuánto dura una entrada a una premiere a través de la alfombra roja?, unos 30 minutos, para mí es como caminar sobre carbón caliente", aseguró.

Luego de mucha terapia, descubrió que la esencia del problema estaba en el miedo que sentía de perder su estatus de "persona anónima". Algo que para un actor que, por definición, es una figura pública, puede ser un verdadero desafío.

¿Qué es la ansiedad?

El trastorno de ansiedad es una afección mental común. La Anxiety and Depression Association of America indica que unos 40 millones de adultos la padecen en el país. Aunque es tratable, solo el 36% recibe tratamiento adecuado.

Según la biblioteca médica ADAM, su síntoma principal es la presencia frecuente de preocupación o tensión durante al menos 6 meses, incluso cuando hay poca o ninguna causa clara. Las preocupaciones parecen saltar de un problema a otro. Estos conflictos pueden involucrar a la familia, las relaciones interpersonales, el trabajo, el dinero y la salud.

Incluso estando consciente de que las preocupaciones o miedos son más fuertes de lo necesario, una persona con ansiedad generalizada aún tiene dificultad para controlarlos.

Otros síntomas incluyen, según ADAM:

  • Problemas de concentración
  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Problemas para dormir, o tener un sueño que no es reparador
  • Inquietud y malestar al despertarse

La persona también puede presentar otros síntomas físicos como tensión muscular, problemas estomacales, sudoración o dificultad para respirar.

En algunos casos, es necesario distintas técnicas terapéuticas, y la intervención de un profesional, para superarla.

Dos consejos de Evans. Reconocer que se está sufriendo, y pedir ayuda. De esa manera, el actor asegura que también previno desarrollar una depresión profunda, trastorno que muchas veces viene de la mano de la ansiedad.

¿Qué es la depresión?

La depresión es una afección mental distinta a la tristeza (que es temporal y se va con el tiempo). Si crees que puedes estar deprimido, consulta con tu médico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que 350 millones de personas la padecen a nivel global.

En los Estados Unidos, el estudio SOL (Study of Latinos) comprobó que el 27% de los hispanos son depresivos, pero muy pocos reciben tratamiento.

Los siguientes son recursos que una persona con depresión, o un ser querido, pueden utilizar para pedir ayuda e iniciar el camino de regreso a la vida normal:

  • Línea de Prevención del Suicidio: 1-800-273-8255
  • Línea de texto para hablar sobre una crisis: Textear HOME al 741741
  • Grupo de apoyo para la depresión: 1-800-826-3632
  • Violencia adolescente-línea de apoyo: 1-800-992-2600
  • Línea para personas que escaparon de sus casas (los llamados son confidenciales): 1-800-231-6946
  • Línea para asalto sexual: 1-800-223-5001
  • Línea nacional para violencia doméstica: 1-800-799-SAFE

Fuentes: APA, NDMDA, CDC, NIMH, ADAA. 

Más para leer:

Comparte tu opinión