Maripily, con problemas de tiroides

Maripily, con problemas de tiroides
Getty Images | Foto: GETTY IMAGES

En los últimos meses el cambio físico que ha experimentado la conductora y modelo Maripily Rivera ha sido más que notorio. De hecho, ha perdido demasiado peso que las especulaciones no se han hecho esperar.

Aunque podría pensarse que su problema estaría asociado a la pérdida de peso, el verdadero meollo radica en todo lo contrario. En una entrevista para el diario puertorriqueño El Nuevo Día, la artista reveló que fue diagnosticada con problemas de hipotiroidismo.

“Padezco de la tiroides, y de la que engorda. Me deprimí muchísimo cuando me la diagnosticaron, como ocurre con tantas personas que la tienen, pero lo que hice fue que me cambié la alimentación y me estoy tomando la pastilla que se toma para controlar la condición”, comentó.

De acuerdo con la Academia Americana de Médicos de Familia, este problema significa que la glándula tiroides no produce suficiente cantidad de hormonas, las cuales se encargan de controlar el metabolismo.

Entre algunos de los síntomas que se producen a causa del hipotiroidismo son aumento de peso, incremento de la sensibilidad al frío, estreñimiento, piel pálida y seca, cara hinchada, dolores musculares, depresión, cabello y uñas débiles, así como dolor en las articulaciones.

La cuestión, frente a este cuadro es tratarlo inmediatamente, ya que puede desatar otras complicaciones como obesidad, esterilidad y enfermedades cardiacas, algo que preocupa a Rivera pues admitió que padece un soplo en el corazón.

Debido a esto, la artista ha tenido que cambiar la manera de alimentarse. “Hay algunas frutas que no se pueden comer en al noche o en la mañana, así me fui organizando a comer lo que era adecuado para mi salud, y a base de eso bajé de 150 libras que pesaba (unos 68 kilos), más que nada por los músculos a 130 libras (58 kilos).

"Estoy en el size 1, nunca tuve el peso de ahora ni me había visto mejor, se me fueron las caderotas el nalgón, hasta los cachetes. Me siento bien, estoy tranquila, y a gusto con todo. No soy ni la cuarta parte de lo que era y le doy gracias a Dios y al doctor Eddie Armas, mi vecino y amigo, que me ha ayudado a cambiar y fue el que descubrió que tenía problemas de tiroides”, agregó al medio.

Parte del tratamiento contra esta enfermedad incluye la administración diaria de una hormona tiroidea sintética en forma de píldora. Este medicamento regulará los niveles hormonales y hará que el metabolismo vuelva a la normalidad. También reducirá el colesterol de la lipoproteína de baja densidad (LDL) y es posible que ayude a revertir el aumento de peso.

Más para leer:

Comparte tu opinión