Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Jane Fonda fue operada de cáncer de seno

La actriz y estrella del fitness, de 70 años, reveló recientemente que fue tuvo que ser intervenida quirúrgicamente de cáncer de seno.
Le habían descubierto un pequeño tumor unas semanas atrás en un chequeo de rutina. Aunque los médicos informaron que el cáncer era “no invasivo”, el tumor fue extirpado.
Según explicó su representante a la revista People, Jane Fonda está “completamente bien y 100% libre de cáncer”.

Una vida a los saltos

Reconocida primero como actriz, Jane Fonda saltó a la fama a través de su incursión en el mundo de la actividad física con sus videos y libros para hacer ejercicios aeróbicos en casa.
Además, la estrella ha tenido siempre una postura activa en cuestiones políticas y civiles. Autodefinida como liberal y feminista, se manifestó en contra de las guerras de Vietnam y de Irak, oportunamente.

Jane Fonda fue operada de cáncer de seno

El cáncer que más afecta a las hispanas

El cáncer de seno es la causa Nº 1 de muerte como consecuencia de un cáncer entre las mujeres hispanas. Asimismo, es la segunda causa de fallecimiento provocado por un cáncer, entre las mujeres blancas, negras, asiáticas y amerindias.
Pero no sólo afecta a las mujeres, sino también a los hombres, aunque en menor proporción. Según el Instituto Nacional del Cáncer, en 2010 han sido diagnosticados 207,090 casos en mujeres y 1,970 en hombres. Además, 39,840 mujeres y 390 hombres han fallecido por esta causa.
Los tumores en el seno se forman a partir del crecimiento “anormal” de ciertas células que crecen, se dividen y se multiplican. Algunos tumores son benignos o no cancerígenos. Estos tumores frecuentemente permanecen en un solo lugar y no causan importantes problemas de salud. Otros tumores son malignos.
Tal como explica el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés), “el cáncer de seno empieza muy pequeño como para palparlo. A medida que va creciendo, se puede desparramar por el pecho u hacia otras partes del cuerpo. Esto origina graves problemas de salud y puede provocar la muerte”.

Ésta es la razón, por la que son fundamentales los controles periódicos, para que el médico se asegure que no hay nódulos ni bultos extraños. A partir de los 40 años, las mujeres deben realizar una mamografía cada uno o dos años. Esto es válido también para quienes tienen antecedentes familiares de cáncer de seno.

Más famosos que combaten el cáncer:

Y además:

Comparte tu opinión