El pronóstico del cáncer de Jimmy Carter

El pronóstico del cáncer de Jimmy Carter
Getty Images | Foto: GETTY IMAGES

Carter, el presidente de Estados Unidos número 39, anunció el miércoles 12 de agosto que tiene un cáncer con metástasis, es decir que está diseminado en distintos órganos. La enfermedad se le descubrió tras una cirugía que tuvo a principios de mes, en la cual le extrajeron una pequeña masa del hígado y para la que los médicos auguraron una "completa recuperación".

Pero, al parecer, la biopsia mostró algo más y es lo que el ex mandatario anunció al mundo en un breve comunicado.

Aunque no se dieron a conocer detalles sobre el cáncer que padece, expertos médicos, entre ellos el corresponsal de CNN, el doctor Sanjay Gupta, dijeron que Carter podría padecer cáncer de páncreas, enfermedad que recorre la historia de salud de su familia: el padre, un hermano y dos hermanas del ex presidente demócrata murieron a causa de este cáncer. Su madre murió tras batallar contra el cáncer de seno, que se diseminó al páncreas.

"Si tienes cáncer de páncreas, te mueres. Absolutamente", le dijo Carter a Larry King en una entrevista en CNN en el 2008.

Gupta explicó que la salud a largo plazo de Carter dependerá de si realmente se confirma este diagnóstico y de cuán grande sea la masa que se extrajo del hígado, un órgano al que fácilmente se disemina un cáncer pero que raramente es en el que se genera.

El ex presidente está en buenas manos, está siendo tratado en el hospital de la Universidad Emory, en Atlanta, en donde vive. En su comunicado, dijo que se dará más información sobre su salud la semana entrante.

La edad no juega a su favor: las personas mayores muchas veces no toleran tratamientos agresivos como lo es una quimioterapia, incluso una anestesia, y Carter acaba de superar una situación quirúrgica.

El páncreas es un órgano que forma parte del aparato digestivo, ubicado entre el estómago y la columna vertebral, indica la Biblioteca Nacional de Medicina. Juega un papel importante en el proceso de la digestión, produciendo jugos que descomponen los alimentos y hormonas que regulan el azúcar en sangre.

El cáncer de páncreas es difícil de diagnosticar ya que muchas veces no presenta síntomas, o éstos son difusos —pérdida de peso, dolor de espalda— hasta que ya está avanzado, explica el Instituto Nacional del Cáncer. También se disemina con mucha rapidez. 

Según estadísticas de esta entidad, se estima que a finales del 2015 se diagnosticarán 48.960 casos de cáncer de páncreas (el 3% del total de casos de todo tipo de cáncer). Y habrá 40.560 muertes a causa de esta enfermedad. Sólo el 7,2% de los pacientes con este cáncer logran una supervivencia de más de 5 años.

Comparte tu opinión