Bobbi Kristina Brown: qué es la muerte cerebral

Bobbi Kristina Brown: qué es la muerte cerebral
Getty Images | Foto: GETTY IMAGES

La familia de Bobbi Kristina habría recibido el diagnóstico médico de su muerte cerebral. De acuerdo con el portal Radar Online, cuando los seres queridos de la joven se enteraron de que "no hay nada más para hacer", sus gritos de angustia impactaron a las personas que estaban en el Hospital Emory de Atlanta, donde permanece internada en Terapia Intensiva.

Para abordar el delicado tema sobre el que aún subsisten dudas, la Biblioteca Nacional de Medicina explica que existen dos formas en que las personas pueden morir: por muerte cardiopulmonar o por muerte cerebral. Ambas son definiciones formales y legales de muerte.

La muerte cerebral en sí de define como "la pérdida irreversible de todas las funciones cerebrales, incluyendo el tronco cerebral". Los tres hallazgos esenciales en el cerebro para poder declararla son: coma, ausencia de reflejos cerebrales, apnoea o detención de la respiración.

¿Por qué ocurre la muerte cerebral? Se produce cuando no llegan al cerebro ni el flujo sanguíneo ni el oxígeno, lo que provoca que éste deje de funcionar. No obstante, el resto de los órganos podrían seguir funcionando gracias a la asistencia mecánica incluso varios días después de que el cerebro haya “muerto”.

El cuadro se diagnostica a través de diferentes pruebas que se realizan para descartar otras situaciones reversibles. Algunos de los síntomas de muerte cerebral son:
• Cuando la persona no responde a un estímulo externo
• Si la persona está inconsciente.
• Si sólo sigue respirando y latiendo su corazón debido al uso de un ventilador.
• Ocurrió un accidente grave e irreparable en el cerebro.

Un estado irreversible

Determinar la muerte cerebral es un proceso complejo que requiere de docenas de pruebas para asegurar que los médicos lleguen a la conclusión correcta. En el año 2010 la American Academy of Neurology emitió nuevas directrices que explicitan que los médicos deben seguir una lista de comprobación paso por paso de unas 25 pruebas y criterios que deben cumplirse antes de que se pueda declarar.

Según las nuevas directrices, hay tres señales importantes de muerte cerebral: un coma con una causa conocida; la ausencia de reflejos en el tallo cerebral; y la detención permanente de la respiración.

De vez en cuando, informes noticiosos hablan de un paciente en un coma a largo plazo que se ha despertado como de milagro, o de alguien que está en estado vegetativo pero que parece tener actividad interna. “Pero no se debe confundir la muerte cerebral con otras afecciones, como un estado vegetativo persistente o un estado de conciencia mínima, donde sigue habiendo cierta actividad cerebral limitada” dijo el coautor de las nuevas guías, Dr. Panayiotis Varelas, director del Servicio de atención neurológica intensiva del Hospital Henry Ford, en Detroit. “No encontramos informes creíbles de alguien que tuviera muerte cerebral que se despertara y sobreviviera" finalizó.

Comparte tu opinión