Un análisis de heces puede evitarte una colonoscopía

Un análisis de heces puede evitarte una colonoscopía
Una alternativa para la detección de cáncer en etapas tempranas es mediante un análisis de laboratorio que detecta sangre en heces imperceptible a simple vista. | Foto: ISTOCK

El cáncer de colon y recto es una enfermedad común, de hecho, más de 50,000 estadounidenses mueren cada año por esta causa. Puede ser letal, si no se lo detecta y trata a tiempo. Cuanto más tarde se diagnostica un cáncer, existen menos opciones de tratamiento.

Actualmente se recomienda que todas las personas mayores de 50 años se sometan a alguna prueba de detección de cáncer de colon. El estudio meas extendido es la colonoscopía, un procedimiento que consiste en introducir un delgado tubo con una cámara a través del recto, que permite observar el interior del colon y detectar pólipos, que son las lesiones que pueden transformarse en cáncer. Durante este estudio pueden retirarse los pólipos sospechosos, con lo que se reduce el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Colonoscopía

La colonoscopía tiene varias desventajas: es un estudio costoso, el paciente debe realizar una dieta especial y una preparación intestinal previa que provoca diarrea. Además, este estudio puede presentar complicaciones como sangrado o perforación. Aunque se realiza bajo sedación puede resultar incómodo para muchos pacientes, por lo que no todos están dispuestos a realizarse pasar por este proceso.

Por este motivo han surgido alternativas para la detección de cáncer en etapas tempranas. Una de las más sencillas es la búsqueda de sangre oculta en heces. Los tumores malignos del colon tienden a presentar alteraciones de los vasos sanguíneos que tienden a sangrar. Este sangrado no se puede observar a simple vista, pero sí puede detectarse en un laboratorio. Los pacientes sólo deben proporcionar una muestra de heces.

Prueba de sangre oculta en heces

La prueba de sangre oculta en heces ha demostrado ser de utilidad para detectar cáncer y otras enfermedades del colon y recto. Cuando este estudio se realiza en pacientes con sospecha de enfermedades del intestino grueso y resulta negativo puede evitar la necesidad de una colonoscopía hasta en dos tercios de ellos.

Cada vez se encuentran disponibles más estudios cómodos para los pacientes. La sangre oculta en heces puede evitar que se lleven a cabo colonoscopías innecesarias, que en algunos casos podrían causar complicaciones serias. 

Comparte tu opinión