Tratamientos naturales para combatir las bacterias

Tratamientos naturales para combatir las bacterias
Imagen de microscopio electrónico de la microbacteria chelonae. Esta bacteria de forma alargada se encuentra en el suelo y el agua, y como flora normal en los intestinos y las vías respiratorias de humanos y animales. Rara vez causan infecciones intestinales o pulmonares, pero pueden causar infecciones locales y abscesos en la piel y los tejidos blandos, especialmente después de una cirugía o inyecciones intramusculares. También pueden causar una infección generalizada en personas con sistemas inmunes debilitados. Se trata con antibióticos. | Foto: GETTY IMAGES

Es practicamente imposible evitar el contacto con todos los gérmenes, hay miles de millones. Pero lo que sí podemos hacer es fortalecer nuestro organismo, para que no deje entrar a las bacterias que causan infecciones y que pueden poner en peligro la vida. 

Qué son las bacterias

Las bacterias son organismos microscópicos unicelulares que tienen la capacidad de multiplicarse en distintos entornos.

Pueden vivir literalmente en cualquier parte: desde el suelo y los mares hasta el intestino humano.

El vínculo que las bacterias tienen con el ser humano puede ser bueno o malo, dependiendo de la bacteria. 

A algunas se las conoce como bacterias "buenas", por ejemplo las que cuajan la leche y la transforman en yogur, o las que ayudan con la digestión. 

Sin embargo, otras son "malas", y pueden atacar el organismo humano y causar infecciones que, en algunos casos, llegan a ser letales.

Protegerse de manera natural contra las bacterias es esencial dado que son cada vez más resistentes a los antibióticos. Según el informe  de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), 23,000 personas mueren cada año por infecciones que los antibióticos no pueden combatir.

Ajo

Conocido en el pasado como "la penicilina rusa", chupar ajo es maravilloso contra las infecciones. Así lo afirma la doctora Janet Maccaro, autora de "Natural Health Remedies A-Z". El agua de ajo bloquea el crecimiento de hongos que pueden causar meningitis, explica un estudio de la Virginia School of Medicine.

Como chuparlo puede no ser una experiencia muy grata, usarlo como condimento es la mejor vía y la que menos afecta tu aliento.

Cítricos

Sabemos que pomelos, naranjas y limones aportan vitamina C, fundamental para fortalecer el sistema inmune. Pero también proveen de vitamina A, que es lo que ofrece el "efecto escudo" completo para que a las bacterias les cueste ingresar al cuerpo.

Brócoli

Muchos niños lo detestan, pero las mamás debemos amarlo. No solo es rico en vitamina C, el brócoli también empodera a las células del organismo que atacan a las bacterias. Las arma para que destruyan a los microorganismos invasores, explica el libro "The Doctor's Book of Home Remedies".

Cebollas

En todas sus formas, blancas, amarillas, rojas, de verdeo, ayudan a que el organismo combata las bacterias. No es que absorbe al gérmen y se pone negra como afirma un mito popular, pero sí tiene virtudes preventivas. Es bueno consumirla, en especial cruda, en ensaladas. 

Espinacas

Este vegetal de hoja verde actúa humedeciendo y fortaleciendo las membranas y mucosas que rodean la nariz, la boca y la garganta, y otras partes del cuerpo que son la infantería: la primera línea de protección contra las bacterias que causan una infección.

Flavonoides

La mayoría de los vegetales contienen una sustancia llamada flavonoide, que también impiden que las bacterias tomen el control de tu organismo, según el microbiólogo Joseph Formica, quien se desempeñó como profesor de Microbiología e Inmunología en la Virginia Commonwealth University.

Manzanas

Esta fruta prodigiosa tiene componentes para atacar distintos males, entre ellos, las infecciones, indica un trabajo publicado en el Journal of Food Science. A estas sustancias de la manzana se las conoce como fitoquímicos.

Té verde

Esta infusión tiene un alto contenido de flavonoides (la sustancia que mencionamos anteriormente) y es tal vez por eso que resulta eficaz para atacar gripes y resfríos. Se trata de un brebaje milenario, que sigue manteniendo sus poderes curativos intactos. Y con nuevos sabores.

Kale

"Dejen a los alimentos ser la medicina y a la medicina ser el alimento", decía el médico griego Hipócrates. Y tenía razón: comer sano no sólo moldea figuras y alivia de peso a la balanza. Especialmente las de hojas verdes como el kale no tienen desperdicio: ayudan a controlar desde la diabetes hasta las infecciones.

Zanahorias

El beta-caroteno que poseen las zanahorias es una fuente esencial de vitamina A, que, como decíamos antes, fortalece las membranas que impiden que el ejército de bacterias avance. El rol de la vitamina C es ofensivo, de ataque, mientras que el de la vitamina A es defensivo.

Zinc

De todos los minerales, es el más importante para mantener fuerte el sistema inmune. ¿Por qué? Pues porque ayuda a mantener estable y hasta elevar los glóbulos blancos, que son los que pelean contra las infecciones, reveló un trabajo de la Tufts University. En la foto se muestran todos los alimentos que contienen zinc.

Cultivo de bacterias en laboratorio. | Foto: Getty Images

ENFERMEDADES CAUSADAS POR BACTERIAS

E. Choli y Salmonella

Estas dos familias de bacterias provocan juntas más de 700,000 muertes cada año. Forman parte del club de "las terribles", junto con las que causan la tuberculosis, la sífilis, el tétanos y enfermedades respiratorias. 

Sólo la Salmonella, que contamina desde carne de pavo hasta papayas, causa 10,000 infecciones al año en los Estados Unidos y cada vez es más mortal, indican los CDC.

Cólera

Desde 1817 hasta la fecha, ha habido 10 epidemias de cólera que dejaron más de 2 millones de muertos por diarreas causadas por la bacteria Vibrio Cholerae. Es una de las infecciosas más globales: hay brotes desde la India hasta Haití y República Dominicana. Gracias a medidas sanitarias y a algo tan simple como soluciones salinas para hidratar, se ha reducido la mortalidad por cólera en un 50%.

Tuberculosis

En un año, la tuberculosis, causada por una bacteria, mata a 1.8 millones de personas. Se estima que hay 13.7 millones de casos en curso. La TB se trasmite muy fácil: a través de partículas de aire, al hablar, o toser.

Bacteria come-cerebro

Llamada Nagleria Fowleri, se oculta en estanques y lagos de aguas cálidas. Penetra por la nariz y "corre" al cerebro en donde destruye las neuronas en días. De los 137 casos registrados en el último medio siglo en los Estados Unidos, solo 4 pacientes sobrevivieron.

Peste bubónica: una bacteria histórica

En la actualidad existen antibióticos que aún son eficaces para tratarla. Pero esta peste bacteriana tiene un increíble poder de supervivencia. Científicos de la Universidad de Tubingens, en Alemania, descubrieron que el patógeno hoy conocido como "yersinia pestis" es el mismo que causó la llamada peste negra, que mató a dos tercios de la población de Europa, 75 millones de personas, en 1353.

Trasmitida por ratas, la peste bubónica se ha cobrado a lo largo de la historia cerca de 200 millones de víctimas. Pertenece al grupo de enfermedades zoonóticas, es decir, trasmitidas por animales que portan los gérmenes y se los transmiten a los seres humanos. 

Causa fiebre alta, tremendos dolores corporales, inflamación de ganglios y lesiones ulcerosas (como la que muestra la foto). La última gran epidemia de peste ocurrió en la India en 1994, en la que hubo 700 infecciones y 52 muertes. Desde entonces han habido casos aislados.

Esta información se ha tomado de las fuentes descriptas a lo largo del artículo y citadas abajo. Pero no reemplazan el consejo de tu médico.

Fuentes: LiveScience, CDC, Medline plus.

Comparte tu opinión