Radioterapia y cuidado de la piel

Descripción

Cuando le realizan un tratamiento de radiación para el cáncer, puede tener algunos cambios en su piel en el área que está siendo tratada. Su piel puede tornarse roja, pelarse o presentar picazón. Usted debería tratar su piel con cuidado mientras está recibiendo radioterapia.

Causas

La radioterapia externa utiliza partículas o rayos X de alta potencia para destruir las células cancerosas. Las partículas o rayos se apuntan directamente al tumor desde fuera del cuerpo. La radioterapia también daña o destruye células sanas. Durante el tratamiento, las células de la piel no tienen suficiente tiempo para crecer de nuevo entre las sesiones de radiación. Esto causa efectos secundarios.

Efectos secundarios en la piel

Los efectos secundarios dependen de la dosis de radiación, cada cuánto tiene la terapia y la parte de su cuerpo en donde se concentra la radiación, como por ejemplo:

  • Abdomen
  • Cerebro
  • Mama
  • Tórax
  • Boca y cuello
  • Pelvis (entre las caderas)
  • Próstata
  • Piel

Alrededor de dos semanas después de que comience el tratamiento con radiación, puede notar cambios en la piel tales como:

  • Piel enrojecida o que parece "quemada por el sol"
  • Piel oscurecida
  • Picazón
  • Protuberacias o erupción cutánea
  • Peladura
  • Pérdida de cabello en la zona de tratamiento
  • Adelgazamiento o engrosamiento de la piel
  • Dolor o hinchazón del área
  • Sensibilidad o entumecimiento
  • Úlceras cutáneas

La mayoría de estos síntomas desaparecerán después de que se hayan suspendido los tratamientos. Sin embargo, la piel puede permanecer más oscura, más seca y más sensible al sol. Cuando el pelo vuelva a crecer, puede ser diferente al de antes.

Cuidado de la piel

Cuando le hacen un tratamiento de radiación, un proveedor de atención médica le hará pequeñas marcas con tinta permanente en la piel. Estas indican el lugar al que se dirige la radiación.

Tenga cuidado con el área del tratamiento.

  • Lave el área con cuidado solo con un jabón suave y agua templada. No restriegue la piel. Seque la piel dando palmaditas.
  • No use lociones, ungüentos, maquillaje, talcos ni productos perfumados. Pueden irritar la piel o interferir con el tratamiento. Pregúntele a su proveedor qué productos puede utilizar y cuándo.
  • Si se afeita normalmente el área de tratamiento, solo use una afeitadora eléctrica. No utilice productos para afeitarse.
  • No se rasque ni frote su piel.
  • Use telas sueltas y suaves cerca de la piel, como el algodón. Evite la ropa ajustada y las telas ásperas como la lana.
  • No use vendajes ni cinta adhesiva en la zona.
  • Si está en tratamiento para el cáncer de mama, no use un sostén (brasier) o utilice uno que sea suelto y sin alambres por debajo. Pregúntele a su proveedor respecto al uso de prótesis mamarias, si tiene una.
  • No use almohadillas térmicas ni compresas de hielo sobre la piel.
  • Pregúntele a su proveedor si ESTÁ BIEN nadar en piscinas, agua salada, lagos o estanques.

Mantenga el área de tratamiento fuera de la luz directa del sol mientras se somete al tratamiento.

  • Use ropa que la proteja del sol, como un sombrero de ala ancha, una camisa de manga larga y pantalones.
  • Use protector solar.

El área tratada estará más sensible al sol. Usted también tendrá mayor riesgo de cáncer de piel en el área del tratamiento. Dígale a su proveedor si tiene cambios cutáneos y cualquier ruptura o abertura en la piel.

Referencias

Doroshow JH. Approach to the patient with cancer. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 179.

National Cancer Institute website. Radiation therapy and you: support for people with cancer. www.cancer.gov/publications/patient-education/radiationttherapy.pdf. Updated October 2016. Accessed June 1, 2018.

Zeman EM, Schreiber EC, Tepper JE. Basics of radiation therapy. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 27.

Comparte tu opinión