Amputación traumática

Definición

Es la pérdida de una parte del cuerpo, generalmente un dedo de la mano o del pie, un brazo o una pierna, que ocurre como resultado de un accidente o lesión.

Nombres alternativos

Pérdida de una parte del cuerpo

Consideraciones

Si un accidente o un trauma ocasiona una amputación completa (es decir la parte del cuerpo resulta totalmente cercenada), dicha parte algunas veces se puede volver a conectar, sobre todo cuando se tienen los cuidados apropiados con la parte cercenada y el muñón o miembro residual.

En una amputación parcial, queda parte de la conexión de tejidos blandos. Según la gravedad de la lesión, se puede o no volver a conectar la extremidad parcialmente cercenada.

Cuando hay amputación de una parte del cuerpo con frecuencia se presentan complicaciones. Las más importantes son la hemorragia, el shock y la infección.

Los resultados a largo plazo de una persona que ha sufrido una amputación dependen del manejo oportuno de la emergencia y la atención crítica. Una prótesis adecuada y funcional y el reentrenamiento puede acelerar la rehabilitación.

Causas

Por lo general, las amputaciones traumáticas son el resultado de accidentes con herramientas eléctricas, de fábricas o de granjas o por accidentes automovilísticos. Asimismo, los desastres naturales, la guerra y los ataques terroristas pueden causar amputaciones traumáticas.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Sangrado (puede ser mínimo o profuso, dependiendo de la ubicación y naturaleza de la lesión)
  • Dolor (el grado de dolor no siempre está relacionado con la gravedad de la lesión ni con la cantidad del sangrado)
  • Tejido corporal aplastado (destrozado, pero todavía adherido parcialmente al músculo, hueso, tendón o piel)

Primeros auxilios

Pasos a seguir:

  • Examine las vías respiratorias de la persona (ábralas, si es necesario); verifique la respiración y circulación y, de ser necesario, inicie respiración artificial, RCP o control de la hemorragia.
  • Llame para pedir ayuda médica.
  • En lo posible, trate de calmar y darle seguridad a la persona. Las amputaciones son dolorosas y extremadamente atemorizantes.
  • Controle la hemorragia aplicando presión directa sobre la herida. Eleve el área lesionada. Si la hemorragia continúa, revise de nuevo la fuente del sangrado y vuelva a aplicar presión directa, con la ayuda de alguien que no esté fatigado. Si la persona está sufriendo una hemorragia potencialmente mortal, será más fácil emplear un torniquete o un vendaje apretado que presión directa sobre la herida. Sin embargo, usar un vendaje apretado por mucho tiempo puede hacer más mal que bien.
  • Conserve cualquier parte del cuerpo cercenada y asegúrese de que permanezca con la persona. Retire cualquier material sucio que pueda contaminar la herida si es posible y enjuague la parte del cuerpo muy suavemente si el extremo del corte está sucio.
  • Envuelva la parte cercenada en un trozo de tela limpio y húmedo, colóquelo en una bolsa plástica sellada y sumerja la bolsa en agua helada.
  • NO coloque la parte afectada directamente en agua ni hielo sin usar una bolsa plástica.
  • NO coloque directamente la parte cercenada en hielo. NO use hielo seco, ya que esto produce congelación y lesión de la parte afectada.
  • Si no hay disponibilidad de agua fría, mantenga la parte alejada del calor tanto como sea posible. Consérvela para entregársela al equipo médico o llévela al hospital. El hecho de enfriar la parte cercenada permite que se realice la reimplantación más tarde. De lo contrario, sólo se conservará para la reimplantación de 4 a 6 horas.
  • Mantenga a la persona caliente y calmada.
  • Tome medidas para prevenir un shock. Coloque a la persona en posición horizontal, levántele los pies unas 12 pulgadas (30 cm) y cúbrala con un abrigo o manta. NO coloque a la persona en esta posición si se sospecha una lesión en la cabeza, el cuello, la espalda o las piernas o si la posición le resulta incómoda.
  • Una vez controlada la hemorragia, examine a la persona para ver si tiene otros signos de lesión que requieran tratamiento urgente. Trate las fracturas, las cortaduras adicionales u otras lesiones de una manera adecuada.
  • Permanezca con la persona hasta que la ayuda médica llegue.

No se debe


  • NO olvide que salvar la vida de la persona es más importante que salvar una parte del cuerpo.
  • NO pase por alto otras lesiones menos obvias.
  • NO intente reacomodar alguna parte del cuerpo en su lugar.
  • NO decida que una parte del cuerpo es demasiado pequeña para salvarla.
  • NO coloque un torniquete, a menos que el sangrado sea potencialmente mortal, ya que se puede dañar la extremidad entera.
  • NO cree falsas esperanzas de reimplantación.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si alguien se cercena una extremidad, un dedo de la mano o del pie u otra parte del cuerpo, usted debe solicitar de inmediato ayuda médica urgente.

Prevención

Use el equipo de seguridad cuando emplee herramientas eléctricas, de fábricas o de granjas. Utilice el cinturón de seguridad al conducir un vehículo a motor. Siempre utilice el buen juicio y tome las precauciones de seguridad apropiadas.

Puntos de atención

Referencias

American Academy of Orthopaedic Surgeons website. Fingertip injuries and amputations. orthoinfo.aaos.org/en/diseases--conditions/fingertip-injuries-and-amputations. Updated July 2016. Accessed October 9, 2020.

Rose E. Management of amputations. In: Roberts JR, Custalow CB, Thomsen TW, eds. Roberts & Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine and Acute Care. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 47.

Switzer JA, Bovard RS, Quinn RH. Wilderness orthopedics. In: Auerbach PS, Cushing TA, Harris NS, eds. Auerbach's Wilderness Medicine. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 22.

Comparte tu opinión