SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Consejos para protegerte este verano de la hiedra venenosa

Ahora que vas a pasar más tiempo al aire libre por las temperaturas agradables, debes tener especial cuidado de tener contacto con las plantas venenosas que a veces hay en los parques y bosques. Los especialistas te aconsejan cómo distinguirlas y cuáles son las formas de evitar las molestias que causan.

Primero viene la comezón, después el sarpullido y luego las ampollas. A veces también se produce hinchazón y costras en la zona afectada. A los pocos minutos de entrar en contacto con el urushiol (el aceite de estas plantas) la piel comienza a absorberlo. Pero a veces no sientes esto enseguida. Los síntomas de la hiedra, el roble y el zumaque venenosos pueden surgir en cualquier momento, desde de unas cuantas horas hasta varios días después de haber estado expuesto. Esa reacción a la hiedra venenosa no es contagiosa.

También es posible que después de unos días vayan apareciendo nuevas erupciones por el aceite que pueda haberse pegado a la ropa, a las mascotas, las herramientas de jardinería y a otros artículos que hayan entrado en contacto con estas plantas. 

El aceite de la planta perdura (a veces por años) en prácticamente cualquier superficie hasta que es lavado, ya sea con agua o con alcohol. Para evitar las molestias que pueden causarte las hiedras venenosas, sigue estos consejos de prevención.

Cómo protegerte y evitar complicaciones

  • Lava tus herramientas y guantes de jardinería regularmente.
  • Si crees estar trabajando cerca de hiedra venenosa, viste camisa de manga larga, pantalones largos fajados dentro de botas y guantes impermeables.
  • Baña a tu mascota si pudo haber tocado una hiedra, roble o zumaque venenosos. Usa agua y champú para mascotas y guantes de hule. 
  • La mayoría de las mascotas no son sensibles a la hiedra venenosa, pero el aceite puede adherirse a su pelaje y ocasionar una reacción en alguien que los toque.
  • Lávate la piel con jabón y agua fría tan pronto como sea posible si entras en contacto con una planta venenosa. Mientras más pronto limpies tu piel, mejores serán las posibilidades de que puedas remover el aceite de la planta o ayudar a prevenir que se disemine aún más.

Aprende a reconocerlas

Hiedra venenosa (poison ivy)

Crece como enredadera o pequeño arbusto que se extiende por el suelo o trepa a las plantas, los árboles y los postes. Sus hojas tienen como tres hojuelas lustrosas y son de color rojizo en la primavera, verde en el verano, y amarillo, anaranjado o rojo en otoño. 

Roble venenoso (poison oak)

Sus hojas verdes y vellosas, que crecen en grupos de tres, son lobuladas o marcadamente serradas, con las puntas redondeadas. Pueden producir bayas de un color entre blanco y amarillo.

Zumaque venenoso (poison sumac)

 

Crece del tamaño de un arbusto alto o un árbol pequeño en ciénagas o pantanos. Cada una de sus hojas agrupa a entre 7 y 13 hojuelas de orilla lisa y son de color anaranjado en la primavera, verde en el verano y de amarillo a rojo en otoño. Puede tener flores verdosas y amarillas y frutos verdes.

Consejos de tratamiento del prurito 

No te rasques las ampollas. Las bacterias alojadas debajo de sus uñas pueden entrar a éstas y causar una infección. 

El sarpullido, las ampollas y la comezón, por lo general desaparecen en 3 semanas sin necesidad de tratamiento.

Para aliviar la comezón:

  • Usa compresas húmedas empapadas con agua fría.
  • Aplica preparaciones tópicas corticoides de venta sin receta o toma medicamentos corticoides orales por prescripción médica.
  • Aplica protectores tópicos corticoides de venta sin receta, tales como acetato de zinc, carbonato de zinc, óxido de zinc o calamina, que secan el rezumo y la supuración que causan las plantas venenosas. 
  • Los protectores como el bicarbonato de sodio o la avena coloidal alivian las irritaciones leves y la comezón. El acetato de aluminio también alivia el sarpullido.

Foto: Así puede lucir la piel al entrar en contacto con una planta venenosa. (Asociación Americana de Dermatología)

¿Cuándo consultar al doctor?

Si tienes alguno de los siguientes síntomas, ve a la sala de emergencias de inmediato:

  • Dificultad para respirar o tragar.
  • La erupción cubre la mayor parte de su cuerpo.
  • Tienes muchas erupciones o ampollas.
  • Hinchazón, especialmente si un párpado se hincha o está cerrado.
  • La erupción se desarrolla en cualquier parte de la cara o genitales.
  • Gran parte de la piel pica y nada parece aliviar la picazón.
  • Si tienes una reacción grave, es probable que necesites medicamentos recetados. Tu dermatólogo puede recetarte un ungüento de esteroides que puedes aplicar en la piel. Para tratar un caso grave, puede ser necesario un medicamento fuerte como la prednisona.

Fuentes: Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA), Asociación Americana de Dermatología (AAD).

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad