SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Las chinches de cama pueden viajar en tu ropa sucia

Por Lorena Ponce de León -

En las últimas dos décadas, se ha producido un resurgimiento de las chinches de cama en todo Estados Unidos y muchas veces no es fácil deshacerse de estas plagas resistentes, que son conocidas por provocar ronchas rojizas e irritantes.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Sheffield, en Inglaterra, trató de averiguar por qué estos molestos artrópodos han estado proliferando y qué se podría hacer para limitar su propagación.

"El aumento en el número de chinches de cama en todo el mundo parece estar relacionado con la reducción de pesticidas realmente efectivos, y también con el aumento de los viajes baratos a nivel mundial", dijo el experto en ecología del comportamiento, William Hentley.

Agregó que los hallazgos del estudio sugieren que la ropa sucia podría estar detrás de la propagación masiva de las chinches.

 Atraídas por el olor humano

"Básicamente en este experimento usamos una habitación grande, pusimos chinches en un refugio establecido y luego introdujimos ropa que estaba limpia o sucia", explicó Hentley.

Los científicos encontraron que las chinches de cama eran dos veces más propensas a meterse en bolsas que tenían ropa que había sido usada, por lo general, por sólo unas pocas horas.

"En ausencia de un huésped humano, las chinches tenían el doble de probabilidades de meterse en bolsas que contenían ropa sucia en comparación con bolsas que contenían ropa limpia", escribieron Hentley y colegas en su informe publicado en la revista Scientific Reports.

"Las chinches de cama se sienten atraídas por el olor de los seres humanos  y sugerimos que la ropa sucia puede presentar una señal similar  y atractiva, permitiendo que las chinches hagan caminatas alrededor del mundo después de meterse en las bolsas de lavandería de los viajeros", destacaron.

 ¿Qué hacer?

Entonces, ¿qué se debe hacer para evitar las chinches de cama? La respuesta parece simple: Lavar la ropa con regularidad o sellarla.

Hentley dijo que él mismo ya ha cambiado sus hábitos cuando viaja debido a esta investigación.

"Una cosa que ha aprendido es que las chinches no pueden subir las patas lisas de los portaequipajes metálicos u otras superficies lisas. Así que busco esos portaequipajes cuando viajo. A falta de esto, busco poner mi ropa en una bolsa de plástico sellada, por lo menos esto elimina ese olor, así que cuando no estás en la habitación hay menos posibilidades de que los insectos de la cama lleguen allí", explicó.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad