SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Cómo mirar el eclipse solar sin arruinar los ojos

Por -

Cada día que pasa crece la expectativa sobre lo que será el acontecimiento astronómico del año: el eclipse total del 21 de agosto, que cortará diagonalmente a todo Estados Unidos.

La última vez que se vio un eclipse solar total -cuando la luna pasa entre la tierra y el sol, y marca un ojo de buey borrando por completo la luz del sol- fue hace 100 años, en 1918. Por eso es tan especial, y nadie quiere perdérselo.

No será un espectáculo muy largo, sólo durará 2 minutos y 40 segundos más en algunas zonas, por eso conviene estar bien preparado.

En una banda de 70 millas de ancho, la trayectoria del eclipse comenzará cerca de la ciudad de Lincoln, Oregón. Cruzará a Idaho, Wyoming, Nebraska, Kansas, Missouri, Illinois, Kentucky, Tennessee, Georgia, Carolina del Norte y, finalmente, Carolina del Sur. También se observará parcialmente en Montana y Iowa.

Podrías quedar ciego

El eclipse total es un espectáculo asombroso y seguro de ver, pero el eclipse parcial que sucede antes y después, puede causar daños permanentes en la visión

Debes utilizar una protección adecuada en los ojos para miar el eclipse en forma segura.

Sin protección especial para los ojos, ver un eclipse parcial puede causar pérdida de la visión, incluso ceguera permanente. Pero con gafas adecuadas o un visor solar, puedes disfrutar con seguridad de la visión del siglo, informan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El Sol en Tus Ojos

Mirar directamente al sol en un eclipse y sin la protección ocular correcta, incluso durante un corto período de tiempo, puede causar daño permanente a las retinas, una parte del ojo sensible a la luz que transmite al cerebro lo que ve.

El daño puede ocurrir sin dolor, y pueden pasar horas o incluso días después de ver el eclipse hasta presentar síntomas de daño, que incluyen no ser capaz de ver los colores y la pérdida de la visión central, conservando sólo la visión lateral. Si notas algún síntoma después de ver el eclipse solar, busca ayuda inmediata de un profesional de la vista.

La única manera de mirar directamente al sol cuando no se eclipsa o si se eclipsa parcialmente, es con un filtro solar especial, como gafas de eclipse o un visor solar portátil. Las gafas comunes, filtros caseros, o gafas de sol, incluso las muy oscuras, no protegerán tus ojos, informan los CDC.

Además, evita siempre mirar al sol a través de una cámara sin filtrar, un teléfono inteligente, un telescopio o cualquier otro dispositivo óptico: necesitarás agregar un filtro solar certificado a estos dispositivos para mirar con seguridad el sol.

Las gafas de eclipse y los visores solares portátiles son de bajo costo y pueden adquirirse en muchas tiendas.
Sin embargo, no todos los accesorios cumplen con las normas internacionales de seguridad ISO 12312-2. Para estar más tranquilo, asegúrate de que tu accesorio está autorizado y testeado, consultando la lista oficial de la American Astronomical Society.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad