SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

El té negro puede ayudar con la pérdida de peso

Distintas investigaciones han destacado las propiedades beneficiosas del té para la salud, ahora científicos de la UCLA demostraron que el té, y en particular el té negro, puede promover la pérdida de peso al cambiar las bacterias dentro del intestino.

Los descubrimientos del nuevo estudio, publicado  en el European Journal of Nutrition, señalaron que en ratones el té negro alteró el metabolismo energético en el hígado mediante el cambio de los metabolitos intestinales.

Tanto el té negro como el verde cambiaron la proporción de bacterias intestinales en los animales. El porcentaje de bacterias asociadas con la obesidad disminuyó, mientras que las bacterias asociadas con la masa corporal magra aumentaron.

Polifenoles

Estudios previos encontraron que las sustancias químicas en el té verde llamados polifenoles son absorbidos y alteran el metabolismo energético en el hígado. Los nuevos hallazgos muestran que los polifenoles del té negro, que son demasiado grandes para ser absorbidos en el intestino delgado, estimulan el crecimiento de la bacteria intestinal y la formación de ácidos grasos de cadena corta, un tipo de metabolitos bacterianos que se ha demostrado que alteran la energía metabolismo en el hígado.

"Se sabía que los polifenoles del té verde son más eficaces y ofrecen más beneficios para la salud que los polifenoles del té negro, ya que los químicos del té verde se absorben en la sangre y el tejido. Nuestros nuevos hallazgos sugieren que el té negro, a través de un mecanismo específico del microbioma intestinal, también puede contribuir a la buena salud y la pérdida de peso en los seres humanos", dijo Susanne Henning, una de las autoras del estudio.

 Pruebas con ratones

En el estudio, cuatro grupos de ratones recibieron dietas diferentes, dos de las cuales fueron suplementadas con té verde o extractos de té negro: baja en grasa, alta en azúcar; alto contenido de grasa y alto contenido de azúcar; extracto de alto contenido de grasa, azúcar alto y té verde; extracto de alto contenido de grasa, azúcar alto y té negro.

Después de cuatro semanas, los pesos de los ratones que recibieron extractos de té verde o negro cayeron a los mismos niveles que los de los ratones que recibieron la dieta baja en grasa durante todo el estudio.

 Los investigadores también recogieron muestras de los intestinos gruesos de los ratones, para medir el contenido de bacterias, y los tejidos del hígado, para medir los depósitos de grasa. En los ratones que consumían cualquier tipo de extracto de té, había menos del tipo de bacterias asociadas con la obesidad y más de las bacterias asociadas con la masa corporal magra.

Sin embargo, sólo los ratones que consumieron extracto de té negro tuvieron un aumento en un tipo de bacteria llamada Pseudobutyrivibrio, lo que podría ayudar a explicar la diferencia entre cómo el té negro y el té verde cambian el metabolismo energético.

La doctora Zhaoping Li, directora del Centro de Nutrición Humana de la UCLA y autora principal del estudio, dijo que los resultados sugieren que los beneficios tanto del té verde como del té negro para la salud van más allá de sus beneficios antioxidantes ya que ambos tés tienen un fuerte impacto en el microbioma intestinal. "Para los amantes del té negro, puede haber una nueva razón para seguir bebiendo", destacó.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad