SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Se puede recuperar el olfato?



Por primera vez, un grupo de expertos consiguió restaurar parte del sentido del olfato en los seres humanos. Esto fue posible gracias al uso de electrodos en la nariz, para estimular los nervios en el bulbo olfativo.

Nuestro sentido del olfato no sólo nos permite distinguir los olores que nos rodean diariamente, también funciona como un mecanismo que nos provee seguridad y bienestar. Puede advertirnos sobre diferente peligros, como el humo o las fugas de gas, como también proteger nuestra salud, evitando los alimentos en mal estado.

Los seres humanos serían capaces de distinguir más de un billón de olores diferentes, según un estudio de la Universidad Rockefeller de Nueva York. Los expertos llegaron a esta conclusión a partir de técnicas combinatorias y extrapolación de datos.

Sin embargo, alrededor de un 5% de la población mundial podría no disfrutar de los millones de olores existentes y padecer la falta de este sentido. Esto se debe a que son anósmicas, es decir, no cuentan con la capacidad para distinguir olores.

Pero esto podría cambiar debido a los nuevos hallazgos publicados por un equipo de investigación de Massachusetts Eye and Ear.

Los resultados de la investigación proporcionan pruebas sobre la posibilidad de desarrollar tecnología de implantes, para devolver el sentido del olfato a quienes lo han perdido.

"Nuestro trabajo demuestra que la tecnología de restauración del olfato es una idea que vale la pena estudiar más a fondo", dijo el autor del trabajo, Eric Holbrook, Jefe de Rinología en Massachusetts Eye and Ear, en EE.UU. y profesor asociado de otorrinolaringología en la Escuela de Medicina de Harvard.

Para explicar sus hallazgos, el autor los relacionó con los implantes en el oído interno "El desarrollo de los implantes cocleares, por ejemplo, no se aceleró realmente hasta que alguien colocó un electrodo en la cóclea de un paciente y descubrió que podía escuchar una frecuencia de algún tipo" agregó.

¿Qué es la anosmia?

Es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida del sentido del olfato. Puede ser un problema por sí mismo o un síntoma causado por otras afecciones de la salud. La capacidad de oler depende de un revestimiento sano de la cavidad nasal, de las vías nasales abiertas y de la función normal de los nervios olfativos, algún problema con uno o más de estos factores puede conducir a esta enfermedad.

La anosmia puede ser temporal o permanente, y si bien muchas personas nacen con este trastorno de manera congénita, lo habitual es que se trate de un trastorno adquirido.

Algunos casos de anosmia pueden tratarse mediante el cuidado de una causa subyacente (a menudo obstrucción nasal, en la que los olores no pueden llegar a los nervios del sistema olfativo debido a la inflamación, pólipos o sinusitis), otros casos más complejos, incluyen daño a los nervios sensoriales de la nariz. Hasta el momento, no existen terapias comprobadas para estas situaciones.

Las causas más comunes de la pérdida del olfato son:

  • Medicinas que cambian o disminuyen la capacidad para detectar olores (como anfetaminas, estrógenos, nafazolina, fenotiazinas, uso prolongado de descongestionantes nasales, reserpina y posiblemente productos a base de zinc).
  • Bloqueo de la nariz debido a pólipos nasales, deformidades del tabique nasal y tumores nasales.
  • Infecciones en la nariz, garganta o senos paranasales.
  • Alergias.
  • Trastornos endocrinos.
  • Demencia u otros problemas neurológicos.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Traumatismo craneal o cirugía nasal o sinusal.
  • Radioterapia en la cabeza o cara.

¿Cómo fue el estudio?

A partir del trabajo realizado por el equipo de investigación en la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia Commonwealth, en Massachusetts, los expertos buscaron abordar la posibilidad de que la estimulación eléctrica del bulbo olfativo pudiera inducir el sentido del olfato en los voluntarios.

Los hallazgos fueron descritos en el Foro Internacional de Alergias y Rinología y demostraron esta viabilidad.
Los investigadores trabajaron junto a cinco pacientes con anosmia, a los que insertaron una serie de electrodos en la nariz, mediante una endoscopia.

El objetivo de estos dispositivos era estimular los nervios del bulbo olfativo para intentar inducir el sentido del olfato. Como resultado, tres de los voluntarios detectaron aromas intensos, como el del antiséptico u otros olores ácidos, amargos y frutales.

Este avance en pacientes humanos abre la puerta para que se desarrolle un "implante coclear para la nariz", aunque los autores del estudio reconocen que el concepto de estimulador olfativo es desafiante frente a las tecnologías existentes.

"Actualmente hay muy poco que podamos hacer por estos pacientes, y esperamos poder restablecer el olfato en personas que sufren anosmia", dijo el Dr. Holbrook. Y agregó "Ahora sabemos que los impulsos eléctricos al bulbo olfativo pueden proporcionar un sentido del olfato, y eso es alentador".

Más información sobre olfato:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad