Científicos chinos crearon nuevas orejas para niños

Científicos chinos crearon nuevas orejas para niños
Las nuevas orejas fueron creadas, principalmente, por razones estéticas | Foto: ISTOCK

Un grupo de científicos ha creado por primera vez nuevas orejas para cinco niños utilizando sus propias células cultivadas en un molde impreso en 3D.

Mediante un innovador proceso para hacer crecer las células en un laboratorio, los investigadores en China pudieron reemplazar las orejas subdesarrolladas de los pequeños. 

Los cinco niños, entre las edades de seis y nueve años, nacieron con una condición llamada microtia, que hace que sus orejas sean extremadamente pequeñas y deformes. Aunque los pequeños con esta afección tienden a tener pérdida de audición en su oreja deformada, la mayoría de las veces pueden escuchar bastante bien con la otra. Así que las nuevas orejas fueron creadas, principalmente, por razones estéticas.

En primer lugar, los científicos hicieron un modelo impreso en 3D de los oídos sanos de los niños, después lo revirtieron para hacer un molde de lo que sería la otra oreja. Luego, recolectaron células de cartílago de la oreja deformada y las cultivaron en el molde biodegradable durante tres meses. Finalmente, injertaron las orejas nuevas, incluido el molde, en los niños.

Los investigadores describieron sus resultados, publicados en la revista EBioMedicine, como "un avance significativo".

 El concepto no es nuevo

La idea de usar las propias células para reemplazar partes del organismo existe hace tiempo,  dijo a CNN la doctora Tessa Hadlock, jefa de cirugía plástica facial y reconstructiva del Massachusetts Eye and Ear, en Boston, quien no participó en la nueva investigación.

En 1997, por ejemplo, investigadores estadounidenses desarrollaron cartílago y luego lo implantaron en ratones. La principal diferencia entre la investigación en ratones y los pacientes humanos es que los científicos chinos crearon la forma del cartílago con las células de los propios pacientes, por lo que los cuerpos de los pacientes humanos no rechazarán las nuevas orejas.

"Durante muchos años, hemos tratado de cosechar célulasde personas y expandir esas células en polímeros para que crezcan una especie de nueva estructura, y lo hemos hecho en animales durante mucho tiempo, y también fue aprobado por la FDA para algunos estudios, aquí en los Estados Unidos, donde estábamos tratando de solucionar los problemas con la vejiga en una condición llamada reflujo vesicoureteral", comentó Hadlock.

Riesgos

La especialista mencionó también que existe un riesgo en este tipo de investigaciones. “La parte de este trabajo que es peligrosa es que cuando extraes células del cuerpo de alguien y las cultivas, tienes que aplicar compuestos estimulantes a las células para que se dividan. Cuando aplicas esos compuestos estimulantes, corres el riesgo de permitir que esas células se vuelvan locas desde el punto de vista de la división. Es otra forma de decir que realmente puedes crear un tipo canceroso de crecimiento descontrolado", explicó.

Comparte tu opinión