Un importante proyecto completa un 'mapa' genético de 33 tipos de cáncer

Un importante proyecto completa un 'mapa' genético de 33 tipos de cáncer

Un consorcio de científicos afirma que ha mapeado el plano genético de 33 tipos de cáncer, lo que podría consistir en un gran avance en la atención de la enfermedad.

La esperanza es que las similitudes en el ADN observadas entre 10,000 muestras de tumores (que surgieron en distintos sitios del cuerpo) podrían permitir unos tratamientos dirigidos para combatir el cáncer sin importar el lugar donde ocurra.

Idealmente, "los pacientes tendrían las mayores probabilidades de un tratamiento exitoso si primero se puede clasificar su tumor según la conformación genómica y molecular", explicó un científico, el Dr. Christopher Benz.

Benz es miembro de la Red del Atlas del Genoma del Cáncer (The Cancer Genome Atlas [TCGA] Network), el grupo que produjo el nuevo informe. También es profesor de terapias del cáncer y del desarrollo en el Instituto de Investigación Buck sobre el Envejecimiento, en San Francisco.

En un comunicado de prensa del instituto, Benz afirmó que la información obtenida por el TCGA "ofrecerá una nueva base para los esfuerzos de investigación y los ensayos clínicos futuros sobre el cáncer".

Esto se debe a que durante años los científicos y los oncólogos han estado alejándose de la idea de categorizar y tratar los cánceres según el lugar del cuerpo en que ocurren.

En lugar de ello, los proyectos como el TCGA han aumentado la concienciación de que los tumores pueden compartir la misma conformación genética, aunque ocurran en ubicaciones distintas. Dirigir los tratamientos a esa genética compartida podría por tanto ser un método mucho más efectivo que el método tradicional "específico según el sitio".

El nuevo trabajo, llamado colectivamente PanCancer Atlas, se publicó como una serie de artículos el 5 de abril en las revistas Cell.

El esfuerzo, valorado en 300 millones de dólares, fue financiado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE. UU., y en el mismo participaron unos 150 científicos de más de dos docenas de centro a lo largo de América del Norte.

"Este proyecto es la culminación de más de una década de trabajo puntero", aseguró en un comunicado de prensa de los NIH el Dr. Francis Collins, director de los institutos. "Este análisis ofrece a los investigadores una comprensión sin precedentes sobre cómo, dónde y por qué surgen tumores en los humanos, permitiendo unos ensayos clínicos y unos tratamientos futuros mejor informados".

Carolyn Hutter es directora de la División de Ciencias del Genoma en el Instituto Nacional de Investigación sobre el Genoma Humano. En un comunicado de prensa de los NIH, dijo que "el TCGA fue el primer proyecto de su tamaño en caracterizar, a nivel molecular, el cáncer a lo largo de una variedad de tipos de cáncer".

Por ejemplo, el esfuerzo científico ya ha descubierto unas similitudes genéticas firmes entre los cánceres de "células escamosas" en la cabeza y el cuello, el pulmón, la vejiga, el cuello uterino y el esófago. Esto significa que esos cánceres podrían algún día clasificarse en conjunto, aunque surjan en distintas partes del cuerpo.

Pero otro hallazgo descubrió que los cánceres en los riñones en realidad varían mucho respecto a su composición molecular, así que el tratamiento del cáncer de riñón quizá no sea una proposición "de talla única".

Toda esa información debería ayudar a los médicos a enfocar los tratamientos para atacar a las vulnerabilidades genéticas o moleculares exclusivas de los cánceres particulares.

"Este nuevo sistema de clasificación basado en el nivel molecular debería ser de gran utilidad en la clínica", concurrió Charles Perou, participante del TCGA y profesor de oncología molecular en el Centro Oncológico Integral Lineberger de la Universidad de Carolina del Norte (UNC).

"Estos hallazgos también ofrecen muchas nuevas oportunidades terapéuticas, que pueden ser y serán evaluadas en la próxima fase de ensayos clínicos con humanos", señaló Perou en un comunicado de prensa de la UNC.

El próximo paso podría ser averiguar por qué se desarrollan los tipos particulares de tumores, y cómo progresan entonces.

Tener el PanCancer Atlas a mano "es de verdad importante para que observemos en estudios futuros por qué existen esas alteraciones, y para predecir los resultados de los pacientes", explicó en un comunicado de prensa de la UNC otra participante de la universidad, la genetista Katherine Hoadley.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión