Cómo proteger a tus hijos de los brotes de sarampión

Cómo proteger a tus hijos de los brotes de sarampión
| Foto: ISTOCK

A medida que los brotes de sarampión se propagan a lo largo de Estados Unidos, los padres deben saber varias cosas, señala un importante grupo de pediatras.

Lo más importante es asegurarse de que sus hijos estén protegidos del todo contra la enfermedad, que puede resultar letal, aconsejó la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP). Solo la vacuna contra el sarampión puede lograrlo.

Estados Unidos está en medio de un año récord de casos de sarampión. La semana pasada, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. reportaron que el número de casos de sarampión había llegado a los 695, el nivel más alto desde que la enfermedad se declaró eliminada en 2000.

Están ocurriendo brotes por todo el país, y uno de los más grandes está sucediendo en la ciudad de Nueva York, donde la semana pasada se reportaron 61 nuevos casos. El condado de Los Ángeles también ha declarado un brote de sarampión, y se emitieron órdenes de cuarentena a más de 200 estudiantes y empleados de la Universidad de California, en Los Ángeles, y de la Universidad Estatal de California, en Los Ángeles, porque podrían haberse expuesto a la enfermedad, que es altamente contagiosa.

Los brotes en curso han ocurrido mientras algunos padres se niegan a vacunar a sus hijos, o retrasan la vacunación, debido a una preocupación infundada sobre la seguridad de la vacuna contra el sarampión. El resultado es que haya más niños, adolescentes y adultos sin vacunar.

Los niños sin vacunar no solo son más susceptibles a contraer el sarampión, sino que pueden propagarlo a los demás. La mayoría de las exacerbaciones recientes en Estados Unidos han comenzado con una persona sin vacunar que viaja a un país donde hay un brote de sarampión y vuelve a EE. UU. con la enfermedad, según la AAP.

El grupo enfatizó que la vacuna contra el sarampión es extremadamente segura, aunque puede provocar efectos secundarios leves, entre ellos dolor o inflamación en el lugar de la inyección y una fiebre que dura uno o dos días.

Pero el riesgo de un daño grave es bajo, y vacunarse es mucho más seguro que contraer sarampión, anotó la AAP.

La enfermedad puede provocar complicaciones graves, como neumonía, una infección en el cerebro (encefalitis) e incluso la muerte. Antes de la vacuna, le enfermedad acababa con 450 vidas al año, en promedio, la mayoría entre niños sanos, según las cifras de la AAP.

La vacuna es altamente efectiva, pero hay casos raros de personas vacunadas que contraen el sarampión.

Las personas que recibieron una sola dosis de la vacuna (la recomendación hasta 1989) podrían estar en riesgo de la enfermedad. La segunda dosis de la vacuna aumenta la protección a más de un 95%, según la AAP.

Si no está seguro de si usted o sus hijos se han vacunado del todo, hable con el médico.

La AAP, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., y la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) recomiendan que los niños reciban por primera vez la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (SPR) cuando tengan entre 12 y 15 meses, y una vez más a la edad de 4 a 6 años.

Los niños pueden recibir la segunda dosis antes, siempre y cuando sea al menos 28 días después de la primera dosis, según la AAP.

Una vacuna combinada llamada SPRV contiene tanto la SPR como la vacuna contra la varicela. Es una opción para algunos niños de 12 meses a 12 años de edad.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la vacuna contra el sarampión.

Comparte tu opinión