Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Más personas podrán operarse para combatir la obesidad

Un comité de 10 miembros de la Administración de Drogas, Alimentos y Tecnología (FDA, por sus siglas en inglés) dió luz verde a la empresa Allergan Inc., de California, para que comercialice el procedimiento en personas con obesidad media.

Actualmente, esta faja o cinturón, un anillo de silicona que se adhiere a la boca del estómago achicándola para reducir la cantidad de comida que una persona consume y causar sensación de saciedad, está sólo aprobada en dos casos: en aquellos pacientes que no han podido bajar de peso a través de dieta y ejercicio, y que tienen un índice de masa corporal de 40 o más; y en los que tienen un índice de masa corporal de 35 y un problema de salud relacionado con la obesidad.

Más personas podrán operarse para combatir la obesidad

El pedido de la empresa de California fue cambiar la disponibilidad del procedimiento a personas que tienen un índice de masa corporal de 35, sin problemas de salud, o un índice de masa corporal de 30 con problemas de salud.

El índice de masa corporal surge de un cálculo entre la altura y el peso de la persona.

Como ejemplo, una persona de unos 5’ 5’’ pies de altura, con hipertensión, debe pesar unas 210 libras para calificar para esta cirugía. Pero ahora, luego de la recomendación del comité, esa persona califica para la operación si pesa 180 libras.

Un ejecutivo de Allergan dijo en la reunión que cerca de 27 millones de personas en el país tienen un índice de masa corporal de  entre 30 y 35 y al menos una condición de salud asociada a la obesidad.
En el más reciente studio sobre el peso de la población, publicado en la última edición de la revista New England Journal of Medicine, un tercio de la población adulta en el país es obesa, es decir, tiene un índice de masa corporal de 30 o más.

El trabajo destaca que las mujeres que tienen un índice de 30 a 35 tienen un 44 por ciento más de riesgo de muerte que las que tienen un peso normal, con un índice por debajo de 25.

Para avalar su pedido, Allergan entregó al panel los resultados de un estudio que realizó con 149 personas con masa corporal entre 30 y 35. Al año de habérsele colocado, cada paciente había perdido al menos el 18 por ciento de su masa corporal. Un porcentaje suficiente para mejorar su condición de salud asociada.

A pesar de que los miembros del comité observaron que el estudio había incluido a pocos hispanos y afroamericanos, el panel acordó que la banda es segura y que puede ser efectiva en pacientes que tengan una obesidad media, lo que habilitará a miles de personas que antes no podían operarse a acceder a esta cirugía.

Si bien la agencia como autoridad federal no tiene la obligación de seguir la recomendación del panel, no hace casi en el ciento por ciento de los casos.

Esta recomendación, sin embargo, sólo abarca al producto desarrollado por la compañía Allergan, y no a otro que vende una división de Johnson & Johnson o para el “by pass” gástrico para perder peso, que es más común y que involucra a una cirugía que reduce el tamaño del estómago.

Artículos relacionados:

Comparte tu opinión