La vacuna de Moderna puede provocar un 'brazo de COVID' con enrojecimiento y picazón, pero es temporal

MIÉRCOLES, 12 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- En casos raros, las personas que reciben la vacuna de dos dosis contra la COVID-19 de Moderna podrían experimentar una erupción en la piel, con enrojecimiento y picazón, unos días más tarde en el lugar de la inyección, encuentra un informe reciente.

No deben entrar en pánico: esta reacción de "brazo de COVID", aunque es molesta, duró poco en todos los casos, y fue tratada fácilmente con cremas tópicas de esteroides, según un equipo de investigadores de la Universidad de Yale.

La vacuna de Moderna puede provocar un 'brazo de COVID' con enrojecimiento y picazón, pero es temporal

"No ocurrieron eventos adversos graves por la vacuna en asociación con estas reacciones cutáneas [en la piel]", reportó el equipo, y el efecto secundario ciertamente no es un motivo para evitar vacunarse contra la COVID-19.

El estudio fue dirigido por la Dra. Alicia Little, profesora asistente de dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut, y se publicó en la edición en línea del 12 de mayo de la revista JAMA Dermatology.

En el estudio, el grupo de Little señaló que ya se habían notado unas manchas elevadas, enrojecidas y que provocaban picazón en los brazos de personas que recibían la vacuna contra la COVID-19, y que se había denominado "brazo de COVID". En el nuevo estudio, el equipo de la Yale observó más de cerca 16 casos de este tipo diagnosticados en personas de 25 a 89 años, con una edad promedio de 38 años.

La mayoría (14) eran blancos, y 13 de los 16 pacientes eran mujeres, lo que no resultó sorprendente, según el equipo, porque se sabe que las mujeres son más vulnerables que los hombres a reacciones de "hipersensibilidad" a las vacunas, y también son más propensas a reportar este tipo de efecto secundario a sus médicos.

Ninguna de las reacciones de brazo de COVID ocurrió en el momento de la vacunación. Tras la primera dosis de la vacuna de Moderna, la reacción cutánea apareció en cualquier momento entre los dos y 12 días tras la vacunación (con un promedio de siete días). La mayoría de las personas que tuvieron una reacción cutánea tras la primera dosis también tuvieron una reacción tras la segunda, típicamente uno o dos días tras la inyección, anotaron los autores del estudio.

La buena noticia es que había tratamiento disponible, y la mayoría de casos de brazo de COVID desaparecieron tras una duración promedio de alrededor de tres a cinco días.

"Los tratamientos incluyen a los esteroides tópicos, los antihistamínicos orales y las compresas frías", apuntaron los investigadores.

No se observaron estas reacciones de brazo de COVID en las personas que recibieron la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer, añadieron.

No está claro por qué es más probable que la vacuna de Moderna produzca el efecto secundario, aunque el grupo de Little enfatizó que es poco común. En el ensayo clínico que condujo a la aprobación de la vacuna, se notaron 312 de estos casos entre más de 30,000 participantes inscritos.

La Dra. Michele Green es dermatóloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al leer el informe, concurrió en que ha "atendido varios caso de esas reacciones retrasadas de hipersensibilidad tras la vacuna contra la COVID-19 de Moderna".

"Estas reacciones se han presentado como placas localizadas que provocan picazón, enrojecidas y a veces dolorosas, cerca de o en el lugar de la inyección", dijo Green, pero no se han asociado con efectos secundarios más graves.

"He encontrado que responden a los esteroides tópicos y que se resuelven en poco tiempo", añadió.

Más información

Para más información sobre los vacunas contra la COVID-19, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Michele Green, MD, dermatologist, Lenox Hill Hospital, New York City; JAMA Dermatology, May 12, 2021, online

Comparte tu opinión