Advierten sobre los peligros de usar dióxido de cloro contra el COVID-19

Advierten sobre los peligros de usar dióxido de cloro contra el COVID-19
Se recuerda a los consumidores que no compren ni beban productos de dióxido de cloro para prevenir o tratar al COVID-19. | Foto: GETTY IMAGES

Se ha enviado una carta de advertencia a las compañías que mercadean productos engañosos y peligrosos de dióxido de cloro para la prevención o el tratamiento del nuevo coronavirus (COVID-19), según informó la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA).

El organismo explicó que algunas afirmaciones fraudulentas, como la de la Iglesia Génesis II de Salud y Sanación sobre sus productos de "solución mineral milagrosa" ("Miracle Mineral Solution"), son particularmente preocupantes en relación con los niños, que tienen un riesgo más elevado de sufrir daños si consumen dióxido de cloro. Este se utiliza comunmente para potabilizar agua o cómo blanqueante.

La carta de advertencia conjunta de la FDA y la Comisión Federal de Comercio dio a la compañía 48 horas para describir lo que habían hecho para corregir las infracciones. Se recuerda a los consumidores que no compren ni beban productos de dióxido de cloro que suelen venderse on line con fines medicinales, ya que tendría efectos secundarios graves y potencialmente letales.

"A pesar de las advertencias anteriores, a la FDA le preocupa que se sigan encontrando productos de dióxido de cloro a la venta con afirmaciones engañosas sobre su seguridad y efectividad para el tratamiento de enfermedades, incluyendo ahora al COVID-19. La venta de esos productos puede poner en peligro la salud de una persona, y retrasar el tratamiento médico adecuado", señaló el comisionado de la FDA, el doctor Stephen Hahn.

Y agregó: "Seguimos tomando medidas y manteniendo nuestros esfuerzos por monitorizar los tratamientos fraudulentos durante esta emergencia de salud, y recordar al público que busque la ayuda médica de sus proveedores de atención de la salud".

Hasta el momento, no se ha mostrado que los productos de dióxido de cloro sean seguros ni efectivos para ningún tratamiento. Sin embargo, la FDA dijo que siguen vendiéndose como remedios para ciertas afecciones, como autismo, cáncer, VIH/SIDA, hepatitis y gripe, entre otras.

También se recibieron reportes de personas que sufrieron problemas graves tras beber productos de dióxido de cloro: insuficiencia respiratoria, cambios en la actividad eléctrica del corazón (que pueden provocar ritmos anómalos y letales), presión arterial baja potencialmente letal causada por deshidratación, insuficiencia hepática aguda, conteos sanguíneos bajos que requieren transfusiones de sangre, vómitos y diarreas graves.

Qué es el COVID-19 y cómo prevenirlo

Los coronavirus son una familia de virus que pueden causar muchas afecciones, desde resfriados comunes hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus que ocasiona el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) o el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS). El nuevo coronavirus, COVID-19, es una nueva cepa que no se había encontrado antes en el ser humano.

Entre sus principales síntomas encontramos goteo nasal, dificultad para respirar, dolor de garganta, fiebre, tos seca, lesiones pulmonares y neumonía. Sabemos que para no propagar la infección hay que lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar (con el brazo, no con la mano) y mantenerse a dos metros (6 pies) de distancia de cualquier persona, no solo de aquellas que presentan signos de afección respiratoria. Esto es porque la enfermedad puede ser asintomática, es decir una persona puede tener el virus y no tener síntomas.

Los especialistas también recomiendan desinfectar todos los productos que llevemos a casa. Puedes seguir los siguientes consejos para evitar cualquier riesgo:

  • No quites la solución de limpieza tan pronto como la apliques a una superficie. Déjala suficiente tiempo para que actúe sobre los virus.
  • Desinfecta diariamente las superficies que se tocan con frecuencia: mesas, pomos de las puertas, interruptores de la luz, escritorios, teléfonos, teclados, y grifos. 
  • Aplica detergente o jabón y agua en las superficies sucias antes de desinfectarlas.
  • No uses productos de limpieza distintos a la vez. Si algunas de esas sustancias se mezclan, pueden crear gases peligrosos y tóxicos.
  • Recuerda que las soluciones de limpieza maltratan la piel, así que no las uses como sustituto para el lavado de manos y/o como desinfectante de manos.

Comparte tu opinión