SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Casi uno de cada 10 adultos en EE.UU. sufre de depresión

Casi uno de cada 10 adultos estadounidenses tiene depresión, y la tasa de las mujeres es de casi el doble que la de los hombres, según las autoridades de la salud.

Los datos de una encuesta nacional mostraron que más del 8 por ciento de los adultos de partir de 20 años de edad sufren de un estado de ánimo bajo, según un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En las mujeres, un poco más del 10 por ciento tienen una depresión, frente al 5.5 por ciento de los hombres. Y este trastorno del estado de ánimo afecta a la vida diaria de la mayoría de estas personas, según muestran los cuestionarios de 2013-2016.

"Uno de los hallazgos que nos sorprendió más fue que tanto para los hombres como para las mujeres, aproximadamente el 80 por ciento de los adultos con depresión tenían al menos alguna dificultad con el funcionamiento de la vida diaria", dijo la autora principal, Debra Brody.

Éstas incluyen ir al trabajo, finalizar las actividades diarias en casa y llevarse bien con otras personas, indicó Brody, del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS).

Gravedad de la depresión

"Este informe debería hacer que la gente sea consciente de lo grave que es la depresión, y de que tiene un impacto en la vida cotidiana", añadió.

Según el informe, los afroamericanos tienen la prevalencia más alta de depresión (del 9 por ciento) y los asiáticos, la más baja (del 3 por ciento). En los blancos y los hispanos, la tasa es de aproximadamente un 8 por ciento.

Además, a medida que bajan los ingresos, la depresión aumenta. Los estadounidenses pobres tienen 4 veces más probabilidades de sufrir una depresión que las personas de clase media o ricas: más o menos el 16 por ciento, frente al 4 por ciento, respectivamente.

Según el Dr. David Roane, presidente de psiquiatría en el Hospital Lenox Hill de la ciudad Nueva York, "los mayores problemas con la depresión son el diagnóstico y el tratamiento".

En la mayoría de casos, los médicos de atención primaria pueden diagnosticar una depresión, anotó. "Pero con frecuencia las personas no reciben un tratamiento adecuado con respecto a la medicación y a la psicoterapia", dijo Roane.

Enfatizó que cualquier persona con depresión debería ser monitorizada por un médico o un profesional de la salud mental, como un trabajador social, un enfermero o un terapeuta.

Un tratamiento efectivo incluye antidepresivos y psicoterapia, explicó Roane.

Pero hay dificultades para obtener el tratamiento, lamentó. Por un lado, las personas con frecuencia no saben que están deprimidas, incluso si experimentan problemas con su estado de ánimo y cambios en su modo de pensar.

Tabú

Además, los problemas de salud mental con frecuencia se consideran un tabú. "El estigma relacionado con la depresión se ha reducido algo, pero sigue siendo un problema importante para diagnosticar a alguien con un trastorno de la salud mental", afirmó. Además, muchos casos de depresión leve se resuelven con el tiempo, así que algunos pacientes no quieren ser tratados.

"El problema es que si tiene una alteración funcional, puede provocar grandes perturbaciones a su vida", señaló. "Seis meses sufriendo de depresión es mucho tiempo, y no lo recomiendo".

Cualquier persona con una depresión recurrente, pensamientos suicidas o cambios maníacos y depresivos debería ser tratada por un profesional de la salud mental, aconsejó Roane.

Dijo que la depresión afecta a todos los aspectos de la vida, y afecta a las personas emocional y físicamente.

Cuando las personas se deprimen, no duermen ni comen bien. Están tristes y tienen una perspectiva negativa de la vida y sentimientos de desesperanza, explicó.

Los investigadores reportaron que el porcentaje de adultos estadounidenses que sufrieron de depresión en un periodo dado de 2 semanas permaneció estable de 2007 a 2016.

Los autores del estudio también apuntaron que una depresión mayor se asocia con unos costos sociales más altos y con una mayor alteración funcional que otras enfermedades crónicas, como la diabetes y la artritis.

Ya se ha mostrado que las mujeres son más propensas a la depresión que los hombres, pero no se conocen las razones, dijo Roane.

Los datos para el informe fueron recopilados por las Encuestas nacionales de examen de la salud y la nutrición de EE. UU. Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 13 de febrero de la revista de los CDC NCHS Data Brief.

Más información

Para más información sobre la depresión, visite el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad