Nuevos tratamientos para el cáncer de pulmón

Nuevos tratamientos para el cáncer de pulmón
| Foto: ISTOCK

Los avances médicos han llevado a un progreso "enorme" en los tratamientos para el tipo principal de cáncer de pulmón, según muestra un nuevo informe.

El cáncer de pulmón acaba con la vida de aproximadamente 1.6 millones de personas en todo el mundo cada año. El tipo conocido como cáncer de pulmón no microcítico conforma aproximadamente el 85 por ciento de los casos de cáncer de pulmón.

"Los progresos han sido enormes en los últimos 20 años", señaló el Dr. Roy Herbst, jefe de oncología médica del Centro Oncológico de la Universidad de Yale, y coautor principal del estudio.

Aun así, sigue habiendo muchos desafíos, reportaron Herbst y sus colaboradores el 24 de enero en la revista Nature.

Un tipo de cáncer complicado

El cáncer de pulmón es difícil de detectar en las etapas tempranas y difícil de tratar a medida que progresa. Eso ha hecho que sea la causa principal de mortalidad por cáncer.

El cáncer de pulmón no microcítico se trató durante mucho tiempo con una cirugía, seguida de quimioterapia o radioterapia o ambas cosas.

"Las opciones de tratamiento han mejorado en los últimos años con la llegada de dos clases de medicamentos: las terapias dirigidas molecularmente y, más recientemente, las inmunoterapias", dijo Herbst en un comunicado de prensa de Yale.

Los medicamentos dirigidos molecularmente atacan a las células tumorales que tienen genes que han mutado, como el EGFR, que llevan al cáncer. Aproximadamente a una cuarta parte de los pacientes con un cáncer de pulmón no microcítico se les puede dar ahora varios medicamentos dirigidos, y los investigadores están trabajando para identificar más objetivos moleculares para los medicamentos.

Pero los pacientes finalmente desarrollan una resistencia a estos medicamentos, comentó Herbst.

Otro tratamiento llegó en 2015, cuando la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó el primer "inhibidor de puntos de control inmunitario" para los pacientes con un cáncer de pulmón no microcítico avanzado. Estos medicamentos se dirigen a mecanismos que hacen que las células T del sistema inmunitario del cuerpo no ataquen a los tumores.

Los inhibidores de puntos de control inmunitarios ayudan a aproximadamente una quinta parte de estos pacientes con cáncer. Pero al igual que con las terapias dirigidas, la mayoría de tumores finalmente se vuelven resistentes a las inmunoterapias, según el informe.

Otra alternativa: inmunoterapia

Se deben desarrollar nuevas inmunoterapias, planteó Herbst.

"Debemos pasar el método personalizado que hemos usado para la terapia dirigida a la inmunoterapia, y emparejar al paciente correcto con el medicamento correcto en el momento adecuado", explicó.

Se están realizando investigaciones para encontrar nuevos medios de detectar el cáncer de pulmón y monitorizarlo a medida que progresa.

"En general, estamos observando unos beneficios sin precedentes para las personas con cáncer de pulmón no microcítico, pero es una enfermedad muy difícil", dijo Herbst.

"Seguimos ayudando solo al 30 o el 35 por ciento de los pacientes", añadió. "Nuestra investigación tiene que seguir siendo nueva e innovadora. Aún tenemos mucho por hacer".

Entre los colaboradores de Herbst hay un ejecutivo de Pfizer Inc., el gigante farmacéutico.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) tiene más información sobre el cáncer de pulmón no microcítico.

Comparte tu opinión