Fue declarada muerta 36 veces en un año

Fue declarada muerta 36 veces en un año
| Foto: SHUTTERSTOCK

La joven británica de 21 años que vive en Doncaster, South Yorkshire, Reino Unido, fue diagnosticada con el Síndrome de taquicardia ortostática postural (PoTS, por sus siglas en inglés) hace cuatro años, de acuerdo con información publicada por el diario británico Daily Mail.

"Hay señales antes de que suceda. Me siento mareada o cansada, es como si me estuviera durmiendo”, comentó la joven al diario. "Puedo escucharlo todo a mi alrededor y sentir como si estuviera tratando de gritar pero mi cuerpo me lo impidiera. Dicen que el oído es lo último que se pierde. Después de reanimarme, siento un fuerte dolor en el pecho”, añadió.

Para poder revivirla, los médicos deben esperar hasta que su corazón se llene de sangre y no puede utilizar la reanimación cardiopulmonar ya que esto cansa al corazón, algunas veces han tenido que inflingirle dolor para reanimarla.

Los "paramédicos tratan de hacer cualquier cosa para infligirme dolor con el fin de crear shock en mí y devolverme a la vida". En una ocasión, me arrancaron una uña acrílica, pero no pudieron despertarme, relató Sara al Daily Mail.

"Me lo preguntan mucho, pero definitivamente no hay una luz brillante. Todo se vuelve negro", sostuvo.

Al parecer lo que provoca su condición es que la sangre no es bombeada con suficiente fuerza por lo que se acumula en sus piernas y no llega al corazón. Sara también sufre de Síndrome de hipermovilidad, lo que la vuelve más propensa a lesionarse o dislocarse un hueso que una personas sana. Esto ha ocasionado que sus visitas al hospital sean aún más recurrentes.

En un video publicado en YouTube, grabado en 2012, se muestra uno de los episodios en el que Sara muere clínicamente por un minuto antes de ser regresada a la vida por doctores.

Comparte tu opinión