Casos importados de Zika en Illinois y Nueva Jersey

Casos importados de Zika en Illinois y Nueva Jersey
CDC | Foto: CDC

Los dos casos de Illinois son de mujeres embarazadas que viajaron a zonas de Latinoamérica afectadas por el virus. El Zika, que trasmite el mosquito aedes aegypti —el mismo que porta el dengue y el chikungunya (foto arriba)— estaría relacionado con el nacimiento de cerca de 4,000 bebés con microcefalia en Brasil.

El caso de New Jersey es de una persona de Colombia que estuvo de visita en el condado de Bergen. Fue tratada en Estados Unidos, en donde se recuperó y luego regresó a su país.

Si bien los departamentos de salud han aclarado que una persona infectada con Zika no contagia a otra, lo que sí podría ocurrir es que un mosquito picara al enfermo y a su vez picara a otra persona. Así podría comenzar la cadena de propagación local del virus.

Hasta el momento sólo los CDC y algunos departamentos de salud estatales tienen la capacidad de realizar el test para detectar el Zika, por lo que las muestras sospechosas están siendo enviadas al laboratorio de los CDC en Atlanta, Georgia.

Tom Skinner, vocero de los CDC, dijo que se está trabajando con los estados para acelerar los procedimientos para el reporte de casos, con el fin de detectar rápidamente si ocurre trasmisión local.

Los CDC lanzaron una alerta para que mujeres embarazadas no viajen a: Brasil, Colombia, El Salvador, Guayana Francesa, Guatemala, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela y Puerto Rico. También sugieren que las que están buscando un embarazo consulten a sus médicos antes de hacer las maletas.

La entidad federal también ha pedido a los proveedores de salud que incorporen en las citas médicas como pregunta de rutina a las embarazadas si han viajado recientemente a algunos de los países de la alerta.

Los CDC indican que una de cada 5 personas que se infecta con el virus Zika, se enferma. No hay vacuna ni medicina para prevenir al Zika, la única forma es evitando la picadura de un mosquito. El tratamiento es similar al de un cuadro febril común: mucho reposo, tomar líquido para prevenir la deshidratación, tomar medicinas como acetaminofeno o paracetamol para reducir el dolor corporal, cuidados de soporte hasta que el mismo organismo erradica el virus.

A diferencia de sus primos hermanos el dengue y el chikungunya, el virus Zika puede generar síntomas más graves y causaría microcefalia, una condición por la cual los bebés nacen con cabezas más pequeñas y que está relacionada con problemas en el crecimiento y el desarrollo.

Comparte tu opinión