Demasiado té causa estragos en los riñones

Demasiado té causa estragos en los riñones
| Foto: THINKSTOCK

El té negro contiene oxalato, un componente al que se le considera un anti nutriente, toda vez que dificultan la asimilación de algunos minerales y puede causar problemas renales si se consume en cantidades excesivas.

Los riñones pueden eliminar el oxalato, pero en demasía, provocaría la formación de piedras en el riñón (cálculos renales) al combinarse con minerales como el calcio, magnesio o fósforo.

De acuerdo con los médicos, el té negro contiene entre 50 y 100 gramos de oxalato por cada 100 miligramos, una cantidad similar a la de alimentos considerados ricos en oxalato. 16 vasos de té al día serían equivalentes a consumir más de 1,500 miligramos, muy por encima de la recomendación de ingesta de 40 a 50 mg por día de la Academia de Nutrición y Dietética.

"Si bebes té una o dos veces al día, probablemente no excederás la cantidad normal de oxalato. Pero este paciente estaba ingiriendo una cantidad diez veces mayor", destacó la Dra. Umbar Ghaffar, de la Universidad de Arkansas.

Explicó que a través de una biopsia vieron que la causa del dolor era un exceso de cristales de oxalato en el riñón, lo que también generaba una reacción inflamatoria y de no resolverse, provocaría la pérdida del tejido renal. Al hombre se la diálisis para limpiar su sangre, que estaba llena de tóxicos.

El caso llamó tanto la atención de los médicos que se envió una carta al New England Journal of Medicine. La revista publicó el suceso y lo llamó "el caso de la nefropatía provocada por el té helado".

Piedras en los riñones

Una piedra o un cálculo renal es una pieza sólida de material que se forma en el riñón debido a sustancias presentes en la orina. Puede ser tan pequeña como un grano de arena o tan grande como una perla. La mayoría de las piedras renales se eliminan del cuerpo sin ayuda médica. Pero algunas veces una piedra no es fácil de eliminar. Puede atorarse en las vías urinarias, bloquear el flujo de orina y causar un gran dolor.

Entre los alimentos ricos en oxalato se encuentran: ruibarbo, pasas de Corinto, ensalada de frutas enlatada, fresas y uvas Concord; remolachas, puerros, calabaza, batatas, espinaca y sopa de tomate; té y café instantáneo, y otros como la sémola, el tofu, las nueces y el chocolate.

Comparte tu opinión