Apenas 1 de cada 7 casos de cáncer se encuentra mediante las pruebas de detección

VIERNES, 30 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Solo un 14 por ciento de todos los cánceres diagnosticados en Estados Unidos se detectan mediante las pruebas de detección de rutina, encuentra un análisis reciente, lo que apunta a muchas oportunidades desperdiciadas de encontrar el cáncer temprano.

"Es sorprendente, pero cierto", señaló Caroline Pearson, vicepresidenta sénior de NORC, una institución de investigación de la Universidad de Chicago, que llevó a cabo la revisión.

Apenas 1 de cada 7 casos de cáncer se encuentra mediante las pruebas de detección

Por definición, las pruebas de detección del cáncer se refieren a pruebas que pueden detectar los tumores antes de que provoquen síntomas, lo que da las personas las mayores probabilidades de un tratamiento temprano y de vencer a la enfermedad. Ahora mismo, hay pruebas de detección de rutina recomendadas para los cánceres de mama, de cuello uterino y de colon. Por otra parte, se recomiendan las pruebas de detección del cáncer de pulmón a algunos fumadores y exfumadores.

Un motivo importante del hallazgo es que no hay pruebas de detección de rutina disponibles para la mayoría de los tipos de cáncer. Pero también se pierden oportunidades con las existentes, según Pearson.

"Por un lado, las pruebas no son perfectas", apuntó, de forma que siempre habrá algunos cánceres tempranos que se pasen por alto.

Además, dijo Pearson, algunos cánceres se desarrollan en los intervalos entre las pruebas de detección. Por ejemplo, las mamografías de detección en general se realizan cada dos años, mientras que la colonoscopia (una de las pruebas de detección para el cáncer de colon) se recomienda cada 10 años para las personas que tienen un riesgo promedio.

Pero hay un tercer motivo, aseguró Pearson: muchos estadounidenses no realizan las pruebas de detección del cáncer recomendadas.

"Un ejemplo es algo como el cáncer colorrectal, para el que hay varias opciones de pruebas", apuntó Pearson.

Además de la colonoscopia tradicional, hay una colonoscopia "virtual" con TC, además de varias pruebas basadas en heces. Un informe reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. encontró que un 69 por ciento de los estadounidenses de 50 a 79 años dijeron que estaban al día con las pruebas de detección del cáncer de colon en 2020.

Pero ese porcentaje variaba mucho de un estado a otro (llegando a apenas un 58 por ciento en California), y un 22 por ciento de los estadounidenses en el rango de edad para las pruebas de detección del cáncer de colon señalaron que nunca se las habían hecho.

Hay oportunidades de mejoras similares en otros tipos de cáncer detectables mediante pruebas. Los CDC apuntan que, en 2019, un 69 por ciento de las mujeres de EE. UU. de a partir de 40 años habían recibido una mamografía en los dos años anteriores, por ejemplo.

Pearson planteó que subir estas tasas es la forma más directa de aumentar el número de cánceres detectados mediante las pruebas.

Pero también hay una necesidad de mejores pruebas de detección, lo que incluya métodos que sean más accesibles y menos engorrosos, según Pearson.

De hecho, los investigadores están trabajando en ello. Una importante meta es desarrollar una única prueba de sangre que pueda detectar múltiples tipos de cáncer, según el Dr. Ned Sharpless, exdirector del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

"Aunque todavía no está listo para el mercado, este concepto se está desarrollando ahora", apuntó Sharpless.

"Estas sencillas pruebas podrían detectar el cáncer en la sangre o en otros fluidos corporales, para que la enfermedad se pueda tratar muy pronto, antes de que se propague", aseguró.

Si este tipo de prueba da resultado, apuntó Sharpless, "podrían tener un impacto tremendo en las tasas de mortalidad por el cáncer".

El análisis de NORC, que no se ha publicado en una revista revisada por profesionales, usó varias fuentes de datos para estimar el porcentaje de los cánceres que se detectaron mediante pruebas en 2017.

En general, esa cifra fue de un 14 por ciento. En parte, esto se debió a que muchos cánceres carecen de una prueba de detección: un 57 por ciento de todos los cánceres diagnosticados en 2017 eran de tipos que no cuentan con una prueba de detección de rutina.

Pero un 15 por ciento de todos los cánceres diagnosticados ese año tenían pruebas, pero no se detectaron de esa forma. En esos casos, la enfermedad en general se detecta porque se han desarrollado síntomas, lo que también podría significar que el cáncer está más avanzado y es más difícil de tratar.

El porcentaje de cánceres detectados mediante pruebas varía según el tipo, encontró el análisis. De todos los cánceres de mama diagnosticados en 2017, un 61 por ciento se detectaron mediante pruebas. Esa cifra fue de un 52 por ciento para el cáncer de cuello uterino, de un 45 por ciento para el cáncer de colon, y de apenas un 3 por ciento para el cáncer de pulmón.

Pearson anotó que ese número bajo podría deberse a que la prueba de detección para el cáncer de pulmón solo se recomienda para ciertas personas con un riesgo alto. También es más reciente que las pruebas de detección de otros tipos de cáncer, y los estudios muestran que pocos estadounidenses elegibles la están recibiendo en estos momentos.

En cuanto el público general, Pearson enfatizó que lo más importante es someterse a las pruebas de detección que sí existen.

"Hable con su proveedor de atención primaria, y sepa cuáles pruebas de detección están recomendadas en su caso", aconsejó. "La concienciación y la educación pueden hacer mucho".

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre las pruebas de detección del cáncer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Caroline Pearson, senior vice president, NORC, University of Chicago; Ned Sharpless, MD, former director, U.S. National Cancer Institute, Bethesda, Md.; NORC analysis, Dec. 14, 2022, online

Comparte tu opinión