Algunas pacientes mayores con cáncer de mama pueden eliminar la quimioterapia sin peligro

Algunas pacientes mayores con cáncer de mama pueden eliminar la quimioterapia sin peligro

MIÉRCOLES, 9 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Más mujeres con un cáncer de mama en etapa temprana podrían prescindir de la quimioterapia tras la cirugía sin ponerse en peligro, según los resultados iniciales de un ensayo clínico de gran tamaño.

El ensayo, realizado en nueve países, encontró que añadir la quimioterapia a los medicamentos para bloquear a las hormonas no ofreció un beneficio añadido a un grupo particular de pacientes. Se trataba de mujeres postmenopáusicas con un cáncer de mama sensible a las hormonas que solo se había propagado a entre uno y tres ganglios linfáticos, y que tenían un riesgo bajo de recurrencia.

Los investigadores encontraron que, al contrario, la quimioterapia sí ayudaba a las mujeres más jóvenes premenopáusicas, al reducir su riesgo de recurrencia de cáncer de mama a lo largo de cinco años.

Los expertos predijeron que los resultados cambiarán la práctica médica, librando a miles de mujeres al año de los efectos secundarios tóxicos de la quimioterapia.

"Saber quién se beneficia de la quimioterapia adyuvante y quién no es una información poderosa para las mujeres individuales, y es imposible darle demasiado énfasis", señaló el Dr. Charles Shapiro, un oncólogo que no participó en el ensayo.

Los hallazgos deberían "reducir la escala" del tratamiento de muchas mujeres postmenopáusicas, planteó Shapiro, profesor y director de investigación traslacional en cáncer de mama de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Por otro lado, aseguró, los resultados deberían dar a las mujeres premenopáusicas más confianza en que la quimioterapia adyuvante es beneficiosa para ellas.

"Adyuvante" se refiere a la quimioterapia administradas tras la cirugía para el cáncer de mama, con la meta de evitar una recurrencia.

Pero investigaciones recientes han revelado que muchas mujeres pueden prescindir de ella.

En 2018, un ensayo catalogado de "innovador" mostró que muchas mujeres con el tipo más común de cáncer de mama no necesitaban quimioterapia postquirúrgica.

En específico, el ensayo incluyó a mujeres con un cáncer de mama que tenía receptores de hormonas positivos, lo que significa que el estrógeno lo ayuda a crecer, pero receptores negativos de la proteína HER2. La mayoría de los cánceres de mama caen en esa categoría.

Además, las participantes del ensayo tenían un riesgo bajo de recurrencia, según indicó una prueba llamada Oncotype DX, que analiza a ciertos genes de los tumores. Y sus tumores no se habían propagado a ningún ganglio linfático.

Esto dejó una pregunta abierta: ¿qué pasa con las mujeres cuyo cáncer se ha propagado solo a un número reducido de ganglios linfáticos? El nuevo ensayo se diseñó para proveer respuestas.

Comprender mejor cuándo usar la quimioterapia adyuvante es "esencial", aseguró el líder del ensayo, el Dr. Kevin Kalinsky, director del Centro de los Senos de la Familia Glenn del Instituto Oncológico Winship de la Universidad de Emory, en Atlanta.

"Nuestra meta es ofrecer a las pacientes una 'medicina de precisión'", indicó. Esto, añadió, incluye evitar cualquier "tratamiento excesivo" con terapias que probablemente no ayuden, pero que puedan provocar toxicidad.

La quimioterapia puede conllevar efectos secundarios como pérdida del cabello, fatiga, y náuseas y vómitos, además de un daño potencialmente duradero en el corazón o los nervios, y problemas de memoria y otras habilidades de pensamiento, que con frecuencia se conocen como "quimiocerebro".

En el nuevo ensayo participaron más de 5,000 mujeres con un cáncer de mama HER2 negativo sensible a las hormonas que se había propagado a entre uno y tres ganglios linfáticos. Todas tenían un riesgo de recurrencia del cáncer relativamente bajo, según la prueba Oncotype DX.

La prueba otorga una puntuación que abarca de 0 a 100, y las mujeres del ensayo tuvieron puntuaciones de 25 o menos.

El equipo de Kalinsky asignó a las mujeres al azar a recibir solo la terapia hormonal o la terapia hormonal más varios meses de quimioterapia.

En las mujeres postmenopáusicas, la quimioterapia no hizo ninguna diferencia en las probabilidades de recurrencia tras cinco años. Alrededor de un 92 por ciento permanecieron libres de recurrencia, independientemente de si se sometieron o no a la quimioterapia.

La historia fue distinta para las mujeres premenopáusicas. Alrededor de un 94 por ciento de las que recibieron quimioterapia más la terapia hormonal permanecieron libres de recurrencia, frente a un 89 por ciento de las que solo recibieron la terapia hormonal.

El motivo no está claro, dijo Kalinsky, aunque una posibilidad es la naturaleza más agresiva del cáncer de mama en las mujeres más jóvenes.

Todavía hay preguntas sobre el largo plazo. En este tipo de cáncer de mama, dijo Shapiro, más de la mitad de las recurrencias ocurren tras los cinco años.

Kalinsky lo reconoció, y dijo que las pacientes del ensayo recibirán un seguimiento durante 15 años. Pero también apuntó que su equipo prevé que los resultados se sostengan.

"Sí creo que estos datos cambiarán la práctica", aseguró Kalinsky.

El estudio fue financiado en parte por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de EE. UU. En una declaración, la Dra. Larissa Korde, del NCI, afirmó que el estudio "es un paso importante hacia la meta de emparejar a las pacientes con las terapias más adecuadas, y de garantizar que las pacientes no reciban tratamientos que tengan pocas probabilidades de ser beneficiosos para ellas".

Los hallazgos se presentarán el jueves en el Simposio del Cáncer de Mama de San Antonio, que se está celebrando en línea. Ese tipo de investigación en general se considera preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece un resumen sobre los tratamientos para el cáncer de mama.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Kevin Kalinsky, MD, MS, director, Glenn Family Breast Center, Winship Cancer Institute of Emory University, Atlanta; Charles Shapiro, MD, professor, medicine, and director, translational breast cancer research, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; U.S. National Cancer Institute, news release, Dec. 9, 2020; online presentation, San Antonio Breast Cancer Symposium, Dec. 10, 2020

Comparte tu opinión