SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Formas de combatir la obesidad infantil

La obesidad infantil es un problema que con frecuencia sigue a los jóvenes hasta la adultez, exponiéndolos a graves amenazas para su salud más adelante en la vida.

Esta es la forma de lograr que tu hijo alcance, o mantenga, un rango saludable de peso.

En primer lugar, comer en familia es clave para prevenir el aumento de peso en los niños. Las interacciones familiares positivas se han mencionado en estudios publicados en muchas revistas, entre ellas la Pediatrics.

Pero no insistas en que se coman toda la comida del plato. Los padres que presionan a sus hijos para que se coman toda la comida del plato, o que insisten en controlar la ingesta de comida de sus hijos, podrían contribuir a que adquieran sobrepeso y evitar que aprendan la sensación de la verdadera hambre.

Investigadores de la Universidad de Stanford sugieren un método llamado "división de la responsabilidad" para fomentar unas conductas saludables de alimentación. Tú eres responsable de preparar y servir la comida, y tus hijos son responsables de decidir si quieren comer y qué cantidad.

También, evita los hábitos de estilo de vida que se ha demostrado que conducen al aumento de peso, como beber bebidas endulzadas con azúcar y ver demasiada televisión, una conducta sedentaria que también fomenta el consumo de refrigerios malsanos.

Los estudios también han mostrado que no dormir lo suficiente puede conducir al aumento de peso. Esto es especialmente verdadero para los jóvenes.

Algo sorprendente es que un nivel alto de estrés en la familia también puede contribuir a la obesidad infantil.

Por último, cuando los padres tienen sobrepeso, el riesgo de que sus hijos desarrollen sobrepeso aumenta. Así que haga todo lo posible por alcanzar un peso saludable usted mismo.

A continuación, una lista de comprobación para combatir la obesidad infantil:

  • Comer en familia.
  • Ofrecer más frutas y verduras.
  • No insistir en que los niños acaben toda la comida del plato.
  • Reducir las bebidas azucaradas y beber más agua.
  • Reducir el tiempo frente a la tele y aumentar el tiempo haciendo actividades.
  • Asegurarse de que los niños duerman lo suficiente.
  • Mejorar la calidad de vida de la familia y reducir la exposición de los niños al estrés.
  • Mantener usted mismo un peso saludable.

Si te preocupa el peso de tu hijo, habla con el pediatra sobre otras medidas.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. ofrece más estrategias para ayudar a los niños y adolescentes a mantener un peso saludable.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad