Nuevo informe enfatiza seguridad de estatinas

Nuevo informe enfatiza seguridad de estatinas
| Foto: ISTOCK

Los beneficios del medicamento reductor del colesterol, conocido como estatina, más que compensan cualquier riesgo de efectos secundarios, según un nuevo análisis de décadas de investigación científica.

De hecho, los efectos secundarios son poco comunes, según un comunicado científico nuevo de la American Heart Association publicado el lunes en Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology.

Lynne Braun, experta en enfermedades del corazón y ataques cerebrales y coautora del comunicado, dijo que espera que los resultados pongan fin a cualquier idea equivocada que tengan los pacientes o los proveedores de cuidados de la salud con respecto a lo que ella llama medicamentos salvavidas.

"Se trata de una categoría de medicamentos en que es claro, muy claro, cuáles son los beneficios", dijo Braun, una enfermera vocacional titulada y profesora de enfermería y medicina de la Universidad Rush de Chicago.

Las estatinas se utilizan principalmente para reducir el colesterol de lipoproteína de baja densidad, o LDL por sus siglas en inglés, una sustancia cerosa y parecida a la grasa, que se acumula en las arterias. La investigación revela que las estatinas pueden reducir en un 25 %, como mínimo, el riesgo de un ataque al corazón y también puede ayudar a los pacientes con enfermedad cardiaca evitar procedimientos cardiacos como stents coronarios.

La publicación del comunicado se hace 16 años después de la emisión de un aviso clínico por la AHA, la American College of Cardiology, y la National Heart, Blood, and Lung Institute en el que se reportaron hallazgos similares. Los autores del nuevo informe estudiaron decenas de estudios empezando desde hace por lo menos 20 años. La mayoría fueron ensayos clínicos, que se considera ser el tipo de estudio más científicamente sólido.

El comunicado científico trata las cuestiones de dolor muscular, debilidad muscular y diabetes Tipo 2, los efectos secundarios de las estatinas más comúnmente reportados, entre otros.

En los ensayos clínicos de estatinas el dolor y la debilidad musculares fueron quejas muy poco comunes. En las ocasiones en que sí ocurren síntomas médicos, a menudo es en conexión con la dosis del medicamento, dijeron los autores.

Las estatinas pueden incrementar ligeramente el riesgo de diabetes Tipo 2, una condición que puede resultar en la enfermedad cardiaca o un ataque cerebral. Pero la mayoría de la gente que tomaba los medicamentos ya presentaban un alto nivel de riesgo de diabetes. En general, las personas con diabetes que toman estatinas experimentan un incremento insignificante en sus niveles de azúcar sanguíneo, dijeron los autores.

Los autores recomendaron a los proveedores de cuidados de la salud vigilar de cerca a los pacientes que necesitan o toman estatinas, especialmente los adultos mayores que toman múltiples medicamentos para enfermedades crónicas.

Por ejemplo, algunos estudios insinúan que las personas que han sufrido una hemorragia cerebral y toman una estatina están en peligro de sufrir un segundo ataque o hemorragia cerebral. Las personas que viven con VIH pueden sufrir debilidad muscular y dolor muscular, en parte por la interacción química de las estatinas y los medicamentos para el VIH.

Los estudios indican que las personas de ascendencia de Asia Oriental pueden ser más susceptibles a los efectos secundarios de las estatinas, especialmente el dolor muscular y la debilidad muscular.

El doctor Roger S. Blumenthal, un cardiólogo del Centro Ciccarone para la Prevención de Enfermedad Cardiovascular de Johns Hopkins en Baltimore, dijo que el informe de la AHA es un estudio global de los pros y las contras de tomar estatinas.

"El mensaje principal es que la terapia con estatinas es más segura y hasta más eficaz de lo que se ha dado a entender al público en general", dijo Blumenthal, quien no participó en la redacción del informe.

Braun recomienda que los pacientes a quienes les preocupa tomar estatinas hablen con sus proveedores de cuidados de la salud sobre cuál medicamento sería el más conveniente para ellos. Los pacientes no deben dejar de tomar estatinas sin consultar a sus médicos, dijo, ya que esto podría presentar un peligro.

Braun también anima a los proveedores de cuidados de la salud a que acepten las preguntas de sus pacientes y que tomen el tiempo de explicar los beneficios y riesgos de tomar estatinas.

"Los pacientes estarán más dispuestos a seguir el consejo que podría salvarles la vida", dijo. "El conocimiento es poder".

Mas información:

Comparte tu opinión